Por una cultura de la protección civil

Julio Velásquez, de la Dirección General de Prevención y Protección Civil de la UNAM, señaló que más que una obligación, crear protección civil es una necesidad en la vida de esta ciudad

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).- A unos días de cumplirse un año más de los siniestros de septiembre, en cualquiera de sus años, debe quedar muy claro que no hay manera de saber cuándo estaremos en una situación de riesgo pero sí podemos informarnos y prepararnos para actuar de la mejor manera.

El tema de prepararse va en varios sentidos, “la comunidad tiene que hacer mucho de su parte, no solo tarea de las autoridades, hay que educarnos y cumplir con las normativas, informarnos y crear una perspectiva de que en esta ciudad en cualquier momento podemos encontrarnos con situaciones perturbadoras”, explicó Julio Velásquez Rodríguez, de la Dirección General de Prevención y Protección Civil (DGPPC) de la UNAM.

Para el Jefe del Departamento de Atención de Emergencias de la dependencia universitaria, lo más importante es partir de la información, saber en qué ciudad estamos e interesarse en las posibles situaciones que se pueden presentar.

A pesar de los esfuerzos y la difusión de información para crear un plan familiar de protección civil, “pocas personas lo llevan a cabo, menos del 1%, lo que nos da una visión de la situación de todo el país y esto no puede ser así, hay que estar informados, dentro de la familia y vecinos para protegernos unos a otros”, afirmó.

Un plan familiar de protección civil es un programa de protección civil en pequeño y todos deben de contar con uno, en todas las actividades que se realicen y existan en la ciudad: escuela, trabajo, actividades recreativas, culturales, etc.

En ese sentido, Julio Velásquez señaló que más que una obligación, crear este plan, es una necesidad en la vida de esta ciudad.

Por otro lado, Eduardo Jiménez, elemento del Departamento de Atención de Emergencias, refirió que la unidad de Protección Civil de la UNAM está conformada por cuatrimotos, motos y  vehículos manejados por personal capacitado con tareas específicas ya establecidas. Quienes todos los días trabajan y están preparados para actuar en caso de un siniestro.

La DGPPC tiene programadas actividades de difusión  para la prevención con jornadas demostrativas que no sólo se llevan a cabo dentro de  Ciudad Universitaria, también en todas las escuelas pertenecientes a la UNAM, tanto en la ciudad como foráneas.

En dichas jornadas, los interesados conocen y aprenden del trabajo de los bomberos, se llevan a cabo talleres sobre el manejo de lesionados integrándolos a un escenario de  maniobras básicas, “la actividad de protección civil está atenta de cuidar a la comunidad y deben de ser permanentes”, señaló.

En ese sentido, la información no sólo es conocimiento, estar informado genera calma, “lo primero que se necesita para atender una situación de emergencia es eso, calma, hay que educar a la sociedad para trabajar con el método preventivo”, exhortó Velásquez Rodríguez.

Asimismo, explicó que esta ciudad exige estar alerta, por lo que recomendó mirar siempre a nuestro alrededor, no ir exhortos en el celular, ubicar las salidas de emergencia y extintores en un lugar público y conocer un  poco sobre la ubicación en la que nos encontramos, “no es lo mismo que nos agarre un sismo en el sur de la ciudad que en el centro”, señaló.

Exhortó a toda la comunidad de la UNAM y la sociedad en general a siempre observar el lugar al que llegue y poner atención a las indicaciones en caso de emergencia para crear una cultura de la protección civil porque el riesgo de un siniestro siempre lo correremos.

Con información de UNAM Global

Compartir