¿Para qué sirve realmente blockchain?

Blockchain también puede usarse en procesos electorales

Foto: Ilustrativa

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).- La tecnología blockchain parece llamada a conducir una ‘revolución silenciosa’. La cadena de bloques nació de la mano de la criptomoneda pero sus ventajas han hecho que se extienda más allá. Aunque todavía está comenzando a implantarse, se adivinan innumerables aplicaciones.

“Desde que Satoshi Nakamoto -pseudónimo del fundador o grupo fundador de blockchain- publicara su primera investigación sobre el sistema de encadenamiento de bloques ligado al bitcoin en 2008, comenzó a generarse un gran interés por parte de empresas del sector financiero, debido a que blockchain se utiliza como base tecnológica en multitud de criptomonedas. No obstante, más allá de las criptomonedas, con sus vaivenes y especulaciones, así como el recelo que ha suscitado en entidades financieras y organismos reguladores -precisamente por sus riesgos regulatorios-, cada vez son más empresas -de sectores tan diversos como las Administraciones Públicas, telecomunicaciones, seguros, distribución alimentaria u organizaciones sin ánimo de lucro- las que se están aprovechando de los beneficios que supone la integración de blockchain en sus operaciones diarias, impulsando la generación de nuevos modelos de negocio y consumo que no podrían haber existido antes de la aplicación de esta tecnología”, afirma Diego García Puado, responsable de Digital Clients de Capgemini España.

Algunos ejemplos de uso práctico de blockchain, son entre muchos otros: “Aproximadamente una sexta parte de la población mundial no puede participar en la vida cultural, política, económica y social porque carecen de la información más básica: prueba documentada de su existencia. El establecimiento de la identidad es fundamental para acceder a una amplia gama de actividades, que incluyen educación, atención médica, votación, banca, comunicaciones móviles, vivienda y beneficios de cuidado de la familia y el cuidado de los hijos”, advierte Rodrigo Álvarez, managing director de Accenture Interactive y especialista en blockchain. Esta tecnología puede ayudar a la creación de una identidad digital única, incluso en combinación con sistemas biométricos.

Además, la cadena de bloques contribuirá a la agilización de los trámites de las Administraciones Públicas, facilitando procesos como la emisión y gestión de concursos públicos de forma transparente, servicios de notario digital, emisión de licencias, votación electrónica, censo y certificados de nacimiento, seguimiento de refugiados, etc.

Por ejemplo, Álvarez explica que “la República de Estonia utiliza un sistema de contratos inteligentes basado en blockchain para funcionar como un ecosistema de socios. Todos los datos públicos, desde los registros médicos hasta la información de residencia, son almacenados y mantenidos exclusivamente por las oficinas locales que lo crean, en lugar de hacerlo en una base de datos centralizada”.

De este modo, si una tarea requiere información interdepartamental -crear un certificado de nacimiento, presentar un informe policial, etc.-, los empleados gubernamentales usan el sistema de smart contracts ‘X-Road’. “identifica y verifica automáticamente la identidad del solicitante, verifica su necesidad para acceder a la información y regula el tiempo y las formas en que el solicitante puede utilizar la información. El sistema permite el intercambio rápido y seguro de datos entre las agencias gubernamentales, al tiempo que ofrece a los ciudadanos una idea de quién está accediendo a qué datos y manteniendo la seguridad”, anota.

Blockchain también puede usarse en procesos electorales. “Podemos encontrar la aplicación de esta tecnología incluso en las elecciones de países. El gobierno de Moscú lanzó una iniciativa para probar la efectividad de las cadenas de bloques en las elecciones locales. Si lo hace, disminuirá significativamente la probabilidad de fraude electoral, que es un gran problema a pesar de la prevalencia de los sistemas de votación electrónica”, especifica el responsable de Capgemini.

Con información de Silicon.es

Compartir