LSU ha abandonado la caza con arco por una razón después de las acusaciones de violaciones importantes de la NCAA. Aquí está el por qué. | LSU

LSU despidió al entrenador de baloncesto masculino Will Wade y al entrenador en jefe asociado Bill Armstrong el sábado, cuatro días después de que la universidad recibiera un informe completo de 17 páginas sobre el proceso de decisión de responsabilidad independiente de la división de litigios complejos de la NCAA.

Se han descrito once infracciones, incluidas ocho infracciones de Nivel I, siete de las cuales se aplican solo al baloncesto masculino, según un comunicado de The Advocate el sábado que solicita el registro público. Wade ha sido vinculado a seis de los siete cargos en el programa de baloncesto masculino. Armstrong fue acusado de una infracción de Nivel I y una infracción de Nivel II.

Además, LSU comparte un cargo adicional de nivel I con el programa de baloncesto y fútbol, ​​LSU por no monitorear el comportamiento y la gestión de sus eventos de fútbol y baloncesto masculino desde febrero de 2012 hasta junio de 2020.

Tanto Wade como Armstrong pueden recibir sanciones justificativas por su conducta en violaciones, como se describe en la NOA. Una sanción por motivos justificados es una sanción severa que un entrenador puede recibir de la NCAA, que impide efectivamente que esa persona entrene durante un cierto período de tiempo.

El presidente de LSU, William F. La Tate IV y el director de atletismo, Scott Woodward, emitieron un comunicado el sábado explicando la decisión de eliminar la cacería.

«Nuestra decisión de despedir al entrenador Wade y al entrenador Armstrong no admitió ningún cargo», escribieron.

Tate y Woodward agregaron en un comunicado que después de recibir la NOA a principios de esta semana, los involucrados en el proceso de toma de decisiones tardaron varios días en determinar sus próximos pasos con los detalles descritos en la NOA.

“Ya no podemos someter a nuestra universidad, al departamento de atletismo y, lo que es más importante, a nuestros estudiantes-atletas sin tomar medidas sobre estos impuestos y el ya largo proceso”, escribieron. «Nuestra responsabilidad de proteger y promover la integridad y el bienestar de toda nuestra organización y nuestros estudiantes-atletas siempre será primordial».

Al igual que con los intentos de llegar a Woodward, muchos intentos de llegar a la caza fallaron. En una entrevista con la fiscalía compleja de la NCAA, Wade negó las acusaciones.

Wade y Armstrong fueron despedidos después de que el equipo de baloncesto de LSU aterrizara en Baton Rouge poco después de las 12:30 pm del sábado. Los entrenadores se reunieron con Woodward y Tate en persona, según una fuente familiarizada con la situación.

READ  La policía de Albuquerque está pidiendo al público que comparta fotos y videos que podrían ayudar a investigar los asesinatos de 4 hombres musulmanes.

La LSU perdió ante Arkansas en la Conferencia Sureste el viernes, pero los Tigres son vistos como la clave para crear el torneo de la NCAA con su récord general de 22-11. LSU competirá incluso si es elegido.

Cuando Wade fue suspendido por 37 días en 2018-19, el entrenador asistente Kevin Nickelberry asumirá el cargo de entrenador interino para la temporada de postemporada, tal como lo hizo el ex asistente Tony Benford.

Wade fue suspendido al final de la temporada 2018-19 después de que Yahoo Sports describiera una conversación entre él y el ahora condenado mediador Christian Dawkins. La conversación, que fue grabada por el FBI, incluyó la charla pública de Wade en 2017 sobre una «oferta fuerte» hecha en el reclutamiento de Javonte Smart, un ex guardia de LSU y propietario de Baton Rouge.

Esta acusación en particular se describió en la NOA como el primero de siete cargos contra el equipo de baloncesto masculino y se determinó que era una infracción de Nivel I. En la acusación, la Unidad de Casos Complejos escribió un reclutamiento no identificado en el evento en el que se cree que Wade “violó los principios de conducta ética y/o proporcionó estímulos de reclutamiento inapropiados en forma de transferencia de dinero y empleo”. Inteligente.

Wade no fue suspendido en ese momento debido a los informes, sino porque él y su asesor legal se negaron a reunirse con los funcionarios de LSU y la NCAA con respecto a los informes. La cacería por desobediencia y falta de cooperación duró más de esos 37 días, lo que, según la NOA, fue una violación de Nivel I.

Durante la investigación de la NCAA, Wade fue acusado de numerosos abusos dentro del equipo de baloncesto, incluida la «violación de los principios éticos de la NCAA y la falta de cooperación con la investigación», así como cuatro infracciones descritas en la NOA. La NCAA no ha podido probarlo completamente.

Si eres fanático de Tiger, no te perderás este boletín. Regístrese hoy.

A Wade, según la NOA, se le pidió repetidamente que produjera miles de registros, y él se negó, solo para hacerlo el 20 de agosto de 2021, casi tres años después de que la NCAA lo solicitara por primera vez. La Unidad de Casos Complejos escribió que la demora de Wade fue «irrazonable» e impidió la investigación de la NCAA «incluso después de que se hicieran públicas varias denuncias en los medios».

READ  Anuncios directos: Rusia ocupa Ucrania

Además, Wade fue acusado de pagarle a la ex esposa no identificada del atleta de LSU.

Según la NOA, los textos muestran que la mujer le envió un mensaje de texto a Wade el 25 de julio de 2017: «Sé que le pagaste a algunos de tus nuevos empleados», luego dijo «con mi entrenador con el que trabajo». Ha hablado con algunas (personas) en el mundo del baloncesto y ha pagado para hablar conmigo. (Por favor) comuníquese conmigo al final del día o tendré que ofrecérselos «, respondió Wade llamándola.

Dos días después, la mujer envió un mensaje de texto: “Necesito 5 más. Poner en la misma cuenta. Al día siguiente, envió un mensaje de texto y le pidió al cazador que «enviara a 9 personas».

«Hiciste tu parte, y ahora tengo que hacer lo mío, para asegurarme de que no se apague», dijo la mujer.

Sin embargo, parece que no se pagó «9», porque la mujer le envió un mensaje de texto a Wade unos días después para preguntarle si había visto su mensaje. Wade respondió: «Sí, lo hice. Pensé que habíamos terminado».

La mujer dijo que necesitaba más dinero del que había dicho originalmente. «Después de esto vamos a terminar todo (con)», dijo.

Al día siguiente, el 1 de agosto de 2017, Wade respondió: “Lamento el problema del dinero. Dijiste que habíamos terminado después de la última transferencia que envié, así que en mi mente habíamos terminado.

Los textos, relacionados con el pago a la mujer, fueron encontrados por la unidad de casos complicados, lo que coincidió con la confirmación de otra oportunidad. La NCAA determinó que se trataba de una infracción de Nivel I, que podría dar lugar a una sanción por justificación.

En otra acusación que involucra a Wade, fue acusado de pagar una cantidad no revelada en abril de 2018 a un jugador no identificado para que actuara como reclutador sin licencia para un jugador no identificado. El dinero, según la acusación, provenía de una cuenta bancaria a nombre de la esposa de Vett. Wade y su esposa, Lauren, lo consideraron una empresa conjunta. La NCAA determinó que se trataba de una infracción de Nivel I, que podría dar lugar a una sanción por justificación.

READ  El Departamento de Justicia le dijo al juez que los documentos Mar-a-Lago de Trump ya habían sido examinados por el FBI

La acusación de nivel I que involucra a Armstrong se produjo después de la suspensión de Wade. Entre febrero y junio de 2020, según los informes, Armstrong pagó $ 300,000 en efectivo en un intento de atraer a un atleta internacional no identificado a LSU. Además, se dice que Armstrong prometió un automóvil al pariente del atleta, una beca a un amigo y asistencia al atleta y/o su familia y otros asociados para obtener visas en un intento de involucrar al atleta. Según la NOA, esto se hizo con el conocimiento del cazador y fue una violación del Nivel I, lo que podría resultar en una multa causal visual para Armstrong.

Wade fue acusado de infracciones adicionales de Nivel I, además de infracciones de Nivel I relacionadas con infracciones de Nivel I por la falta de cooperación de Wade y violaciones de reglas específicas, ya que Wade fue considerado responsable de ciertos beneficios por mala conducta que no se permitirían a los posibles jugadores. Y / o cerca de ellos, lo que también tiene el potencial de «controles de entrenador en jefe».

La acusación de Nivel II incluye tanto a Wade como a Armstrong, quienes supuestamente tuvieron contacto cara a cara sin licencia con los padres del posible jugador. Wade y Armstrong High School fueron a ver el torneo estatal de baloncesto estatal, que contó con un juego con un jugador en cuestión. Después del partido, Wade y Armstrong se reunieron con la familia en un restaurante. Fue una violación secundaria en lugar de un tipo menor por una serie de factores, incluida la forma en que Wade y Armstrong organizaron e iniciaron la reunión. Debido a esto, el evento puede imponer una penalización por causa justificada a Wade y/o Armstrong.

Incluso si LSU los persigue, el caso continuará. La LSU tiene varias semanas para responder al anuncio de los cargos, y una vez que el proceso de decisión de responsabilidad independiente responda, ambas partes programarán una investigación para determinar las sanciones.

La sentencia definitiva de la IARP es inapelable.

El escritor empleado Shelton Mickles contribuyó a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.