Las llamas continúan en dirección de la ciudad de Chico (Foto: captura/@LauraAnthony7)

Por: Adoración Araiza 

Estados Unidos (Rasainforma.com).- El pasado jueves, miles de personas huyeron de un incendio forestal que arrasa el condado de Butte, en el norte de California.

De acuerdo a los primeros reportes, algunas personas tuvieron que abandonar sus vehículos para escapar de las llamas a pie, cargando a sus bebés y a sus mascotas.

El capitán del Departamento de Bomberos de California (Cal Fire), Scott McLean, señaló que en gran medida, la comunidad de Paradise fue destruida, “el viento que se había pronosticado llegó y simplemente arrasó con todo”.

Lo ocurrido ha sido calificado en redes sociales como “diablo de fuego” por la magnitud incontrolable de las llamas.

Al menos unas 6 mil hectáreas se quemaron, lo cual provocó la evacuación de un parque de casas móviles, un campus universitario y una pequeña comunidad.

Según información de Reuters, las llamas continúan en dirección de la ciudad de Chico, que tiene una población de 93 mil habitantes.

Con información de agencias.