La madre señaló que repentinamente Oliver dejó de comer (Foto: Archivo)

Por: Adoración Araiza

Ciudad de México (Rasainfroma.com).- Un bebé de tan solo 11 días de nacido estuvo bajo vigilancia médica luego de contraer una enfermedad tras recibir un beso de una persona.

A través de Facebook, Lucy Kendall, una mujer de 23 años, madre de un varón al cual decidió llamar Oliver, publicó fotografías del pequeño para hacer consciencia de lo que sí se debe hacer y lo que no con un recién nacido.

Sin duda, las instantáneas le rompen el corazón a cualquiera, pues el pequeño Oliver se muestra indefenso, hospitalizado y conectado a una serie de sondas, por culpa de la imprudencia de un mayor de edad.

Trascendió que repentinamente Oliver dejó de comer y comenzó a arquearse del dolor.

Al llevarlo al hospital los médicos le diagnosticaron herpes, un virus que para un bebé tan pequeño puede resultar mortal.

Los doctores les explicaron a los padres que este virus puede transmitirse cuando una persona adulta tiene herpes labial y besa a un bebé.

Con información de telemundo.com

Compartir