Autoridades de Veracruz acusan de criminales a auxiliares de migrantes

La Misión de Observación en Córdoba acusó que a pesar de que el Gobernador estatal había dicho que ayudarían a los migrantes, las autoridades acusan a las organizaciones que los auxilian

Un sacerdote que ayudó a los centroamericanos fue acusado de "pollero" (Foto: @ONUDHmexico)

Por: Salvador Gaytán

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Organizaciones civiles que ayudan a migrantes en su paso a Estados Unidos, denunciaron que las autoridades veracruzanas criminaliza a quienes auxilian a los centroamericanos y los responsabiliza de la separación de la caravana migrante.

A través de un comunicado de prensa, la Misión de Observación en Córdoba denunció que el sacerdote Julián Verónica fue acusado de ser pollero por policías estatales, lo cual “representa un cambio drástico en la política de atención a la situación de los centroamericanos”.

Te podría interesar: Arquidiócesis ve a caravana migrante como desafío humanitario para México

“Pese a las declaraciones públicas del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que ayer aseguró vía redes sociales que el gobierno daría asistencia humanitaria, los integrantes de la Misión de Observación de Derechos Humanos en Veracruz, fueron tratadas de ‘polleros’, inhibiendo así las acciones de por sí complicadas ante la dispersión de la caravana en el tramo más riesgoso para migrantes y no migrantes de la entidad”, dice el boletín.

Sobre los camiones que ofreció el Gobierno del estado para transportar a los migrantes a la Ciudad de México, que fueron pospuestos por el megacorte de agua en la capital, las organizaciones consideran que esto provocó la separación de la caravana y pone en riesgo a los hondureños.

Por su parte, el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) confesó estar “profundamente consternada” por la desprotección en la que están cerca de cinco mil hondureños, tras la desintegración de la caravana.

La ONU advirtió que esto pone en peligro a los viajeros ya que se suben a camionetas privadas, “mismas que no se sabe si pertenecen o no a grupos del crimen organizado, en un estado en el que se reportan de manera regular secuestros y desapariciones”.

Con información de Radio Fórmula