United Airlines enfrenta una demanda millonaria

El abogado del pasajero expulsado a la fuerza por la aerolínea confirma que le rompieron la nariz y perdió dos dientes

El pasajero fue agredido por agentes de seguridad de la aerolínea (Foto: captura de video)

Por: Alina Espinoza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- Como era previsible, el incidente del pasajero que fue expulsado violentamente de un vuelo de United Airlines terminará en demanda. Así lo ha anunciado hoy su abogado, Thomas Demetrio, que dio detalles de las lesiones causadas por la policía del aeropuerto de Chicago.

“Durante mucho tiempo, las aerolíneas, en particular United, nos han intimidado” señaló Demetrio en una rueda de prensa en Chicago.

De acuerdo al letrado, el pasajero, un médico de 69 años que pretendía volar de Chicago hasta Louisville, Kentucky, sufrió una contusión significativa como consecuencia de ser sacado a la fuerza del avión. Lo que confirmaron que tenía la nariz rota y perdió dos dientes por lo que tendrá que pasar por el quirófano.

El incidente ocurrió el domingo por la noche por una urgencia en el vuelo de United 3411, que llevó a la aerolínea a pedir a cuatro pasajeros renunciaran voluntariamente a sus asientos para que personal de United pudiera viajar en su lugar.

Sin embargo, no lo consiguieron pese a que ofrecieron 800 dólares a cambio a cada uno, por lo que procedieron a seleccionar a cuatro personas al azar.

Dao fue el único que no quiso aceptar porque tenía que estar presente en Kentucky al día siguiente por motivos de trabajo. “Fue muy enfático”, confirmó uno de los testigos a bordo del avión.

“No puedo llegar tarde. Soy un médico. Tengo que estar allí mañana”, dijo Dao. Por eso se negó a bajarse, una resistencia que provocó la reacción violenta de los agentes, todo ello grabado por varios pasajeros indignados ante lo que estaba sucediendo.

Al final de la grabación, se escuchan los gritos de dolor y pánico de Dao, que acabó siendo arrastrado por el pasillo del avión. Lo que el vídeo se volvió viral y con ello la reacción de furia de miles de personas por las redes sociales a nivel mundial, por lo que se espera que la demanda a United Airlines signifique millones de dólares.

A eso habrá que sumarle los más de 1.400 millones de dólares que ha perdido la empresa en bolsa desde el incidente, con una bajada del 6,3 por ciento durante la jornada del martes.

Por lo que el presidente de la aerolínea defendió el comportamiento de sus empleados en un correo electrónico tras tachar de “perturbador y beligerante” al pasajero; después, consiente de su grave error, pidió disculpas y prometió tomar medidas drásticas para que algo así no vuelva a suceder.

Aun así, la indemnización será millonaria. Arthur Wolk, un experto en leyes en el campo de la aviación, aseguró a un medio estadounidense que no hay nada en el contrato sobre trasporte de pasajeros que le dé a United el derecho a cometer un asalto con agresión.

De momento, la aerolínea decidió devolver el dinero a todos los pasajeros presentes en el vuelo como medida para frenar las críticas, que ahora mismo es incesante.