Un mercado laboral de ricos y pobres: el trabajador ‘medio’ está desapareciendo en la eurozona

Las ocupaciones de calificación media, las que han perdido peso respecto al empleo total, se caracterizan por ser rutinarias y deslocalizables

Foto: Ilustrativa

Ciudad de México (Rasainfroma.com).- Después de años de crecimiento económico y de creación de empleo, el número de ocupados en la eurozona ha alcanzado los 154,8 millones, un máximo histórico. Sin embargo, dentro del mercado laboral se está implantando una tendencia que gana fuerza: la polarización del trabajo y, por ende, de los salarios.

Como destacan los economistas de CaixaBank Research en su último informe mensual, “el mercado laboral europeo está cada vez más polarizado: el aumento del empleo es especialmente pronunciado en ocupaciones de cualificaciones y salarios altos, y en ocupaciones de cualificaciones y salarios bajos”.

Según el documento de los investigadores del banco, entre 1995 y 2015, la proporción de ocupados de cualificación alta respecto al total de ocupados aumentó en 8,1 puntos porcentuales, mientras que los de cualificación baja lo hizo 3,4 porcentuales.

Por el contrario, la proporción de ocupados de calificación media se redujo 11,5 puntos porcentuales. “Esta polarización ha tenido lugar en todos los países de la eurozona, y también en EEUU, pero con distinta intensidad en función del país”, señalan los economistas de CaixaBank.

El documento destaca que  “las ocupaciones de calificación media, las que han perdido peso respecto al empleo total, se caracterizan por ser rutinarias y deslocalizables”. Por el contrario, en los empleos que requieren una calificación baja o elevada, las tareas que se tienen que llevar a cabo “son mayoritariamente no rutinarias, tanto cognitivas como manuales”.

Los economistas de esta entidad señalan que esta tendencia no sólo se está produciendo en la eurozona, también afecta a EEUU y a otros países desarrollados, por lo que las causas que están acabando con el trabajador ‘medio’ en Occidente son globales.

Como se ha discutido y demostrado en decenas de trabajos, la globalización y, sobre todo, las nuevas tecnologías están polarizando el trabajo y los salarios. “El primero de los factores actúa reduciendo el peso de las ocupaciones más fácilmente deslocalizables, que suelen ser empleos de calificación media que necesitan algún tipo de aprendizaje”.

“Asimismo, el impacto de las nuevas tecnologías es más elevado en las ocupaciones en las que se realizan tareas rutinarias, ya que pueden ser sustituidas por robots o algoritmos informáticos, y este tipo de tareas también es más frecuente en las ocupaciones de cualificación media”, sostiene el documento.

Una parte relevante de estos puestos de trabajo se desempeñaban en la industria, un sector que ha ido perdiendo peso en los países desarrollados en las últimas décadas como consecuencia de los factores mencionados anteriormente. El sector servicios ha ido ganando relevancia en estas economías, y este es un sector en el que la productividad suele ser inferior en el que la distribución de los salarios está más polarizada debido a las importantes diferencias en la cualificación que requiere cada puesto.

Con información de: eleconomista.es