Trump… el fondo no es forma

Foto Cortesía

Acostumbrados a que el fondo es forma y la forma fondo,  de cara a un personaje que sólo sigue lo que él piensa, cree, decide y marca lo tiempos, por encima de cualquier forma, legal o no, es imposible seguir los cánones que marcan las formas. Y, claro, de diplomacia, ni hablar.

Queda claro que las fobias y las amenazas del Sr. Trump, las está espiando con México.

Para que no quede lugar a dudas y las cosas se hagan como el presidente número 45 de Los Estados Unidos dice, las hace él personalmente. No le dio importancia que dos secretarios mexicanos, el de relaciones exteriores y economía tendrían reunión con gente de su equipo y aunque lo quieran justificar, mandó un Twitter como los que acostumbra anunciando que en cuestión de horas mandaría una Orden Ejecutiva  (para que no pase por el Congreso) para de inmediato comenzar los trabajos para erigir el muro de ignominia. Es decir, le tenía sin cuidado el viaje y lo que hablara su gente con los mexicanos (se supone acreditados para hacerlo).

Con la actitud que no es nueva, pese a que se esperaba la atemperaría ya en funciones, sucedió todo lo contrario, sobre todo contra México. Muchos en un alarde de ingenuidad, supusieron que ya en la Casa Blanca al menos pensaría y hasta negociaría los temas torales, pero Trump ya los tiene resueltos, sólo para abrir boca, de inmediato, inició trabajos para desmantelar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte,  “ventajoso” para México en detrimento a los pobrecitos mega grupos empresariales y financieros estadounidenses. Como no le fue suficiente el Tratado, dio la puntilla al TPP, Tratado comercial Pan Pacífico en el que participaban 12 países. Nada para México es el mensaje.

Con la que se ha convertido su arma más poderosa, el twitter, después del mensaje nocturno pronunciado por el Presidente Enrique Peña Nieto, en el cual categórico  afirmó que México no pagaría por el muro, y siguiendo con las formas con quien no las respeta,  cedió el movimiento de blancas a su contrincante que juega sucio y sin reglas, como si estuviera negociando alguna adquisición de las que tiene muchas en su mundo de empresario  y respondió que si México no tiene intenciones de pagar por el muro, entonces no tiene caso reunirse, como estaba programado el próximo 31 de enero. Todo indica que el empresario venido a presidente, tenía la creencia que el Jefe del Ejecutivo mexicano iría el próximo martes a presentarle una especie de  ingeniería de pagos por el muro; porque para el magnate no hay que discutir, la decisión está tomada.

Para muestra un botón es suficiente, la guerra que dijo Donald J. Trump tiene con la prensa, también la tiene contra México. Tan claro como breve la respuesta a la intransigencia de Trump que no de su equipo por que por lo que se ha visto son poco menos que un cero a la izquierda, en Twitter 140 caracteres son suficientes, en México, con muchos menos le podemos responder, pero como si se respetan las formas… en adelante menos cautela y más audacia, responder cuando se tengan todos los elementos y una propuesta bien formulada.

Con el empresario que no político, no caben los titubeos, México siempre se ha unido ante la adversidad, se tiene una calamidad que puede durar cuatro años, unidos todos, e informados todos, el país puede presentar un frente común sólido, pero tiene como premisa fundamental, incorporar e informar a la sociedad toda y una estrategia definida como fondo.

Compartir