Trump arremete contra el alcalde de Londres

El presidente de EU tilda de “patética excusa” las declaraciones del laborista Sadiq Khan por pedir a sus conciudadanos que mantuvieran la calma tras el atentado del sábado

Después añadió que fue un terrible director del FBI (Foto: Archivo)

Por: Alina Espinoza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó hoy de “patética excusa” las declaraciones del alcalde de Londres, Sadiq Khan, por pedir a la población que mantuvieran la calma tras el atentado del sábado, en el que murieron siete personas.

“Patética excusa del alcalde de Londres Sadiq Khan que tuvo que pensar rápido en su declaración de “no hay razón para alarmarse”. MSN están trabajando duro para vender esto”, dijo Trump a través de su cuenta de Twitter.

Como ya lo hizo el domingo, Trump volvió al ataque contra el alcalde de Londres por decir que “no hay razón para alarmarse” tras un ataque, algo que sacó del contexto en que se dijo.

El presidente republicano se refería a unas declaraciones de Khan sobre los atentados del puente de Londres y Borough Market de la noche del sábado en la que decía que la ciudad estaba de luto y aseguraba que el terrorismo “no va a ganar”.

Khan pidió que el terrorismo no se imponga y que no se extienda el miedo entre los londinenses a pocos días de las elecciones generales en el Reino Unido.

El mandatario Donald Trump insistió en este asunto a pesar de las numerosas críticas de que es objeto por los comentarios que pronunció el domingo contra el alcalde y por haber aprovechado el atentado para insistir en la necesidad de aprobar su veto migratorio contra los ciudadanos de varios países musulmanes.

Por otro lado, el embajador en funciones de Estados Unidos en Reino Unido, Lewis Lukens, defendió al regidor londinense con un contundente mensaje:

“Quiero elogiar el fuerte liderazgo del alcalde de Londres, al tiempo que guía a la ciudad hacia adelante tras este despreciable ataque”, comentó Lukens en la cuenta oficial de la embajada estadounidense en Londres.