Si la gente no puede manifestarse en las calles, lo hará en la oscuridad: Octavio Paz

México vive problemas inmensos, como la disparidad entre el México desarrollado y el México marginal

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).-“La democratización no es una solución de los problemas de México, pero es la vía para que aparezcan a la superficie los problemas de México y sobre todo para que aparezcan las posibles soluciones”, señaló Octavio Paz en entrevista con Radio UNAM el 13 de julio de 1971.

Unas semanas después de la matanza del Jueves de Corpus (10 de junio de 1971), Paz explicaba a Radio UNAM las razones de su apoyo a algunas medidas del gobierno de Luis Echeverría: “he expresado apoyo a ciertas medidas recientes del gobierno, como la liberación de la mayoría de los presos políticos y la voluntad de entablar un diálogo con la opinión independiente, pero he subrayado una y otra vez que ese apoyo no era ni podía ser incondicional, al contrario, es crítico y condicional”.

La crítica de los escritores y de los artistas no es una crítica ideológica. Es una crítica que penetra en estratos de la conciencia humana más profundos que la ideología, sostuvo.

El Premio Nobel de Literatura se definió como un hombre que vivió fuera del sistema político.

El poeta agregó que el desarrollo económico del país “por más injusto y desigual que haya sido, ha provocado la aparición de nuevas fuerzas sociales, unas todavía dormidas y satisfechas, como la clase obrera; otras despiertas y críticas, como los grupos estudiantiles y los intelectuales, que no encuentran lugar en el sistema político y económico de México”.

De acuerdo con Paz, existe una contradicción entre la estructura política y los nuevos grupos sociales que ha creado el desarrollo económico, sin embargo, en esa contradicción está la raíz y la esencia de la crisis que vive el país, una crisis de orden político.

“La función política del PRI (Partido Revolucionario Institucional) consistía y consiste en resolver de un modo pacífico los conflictos políticos. Por tanto, en la medida en que el PRI se muestra incompetente (como ocurrió en 1968) para resolver los problemas políticos, y el gobierno tiene que acudir al Ejército o la fuerza armada, en ese momento el sistema político mexicano está en crisis.

Sin embargo, existen dos alternativas para revertir la crisis: la alternativa democrática o la dictadura; y la dualidad (PRI-presidente) del sistema político mexicano no permite la democracia.

México vive problemas inmensos, como la disparidad entre el México desarrollado y el México marginal, la desigualdad social y cultural, el problema demográfico, la reorientación de nuestro desarrollo, así como su política internacional.

“Nosotros tenemos que plantearnos de acuerdo con nuestra historia y con nuestra tradición nuevos modelos de desarrollo, y eso es imposible si no hay una atmósfera democrática en México”.

La otra alternativa no es como mucha gente piensa, es la regresión pura y simple, declaró Paz. La crisis de México es una crisis social e histórica y las medidas de fuerza no la resolverán, al contrario, la agravarán más.

“Si la gente no puede manifestarse en las calles y a pleno Sol, la gente se expresará en el subsuelo y en la oscuridad”.

Con información de UNAM Global

Compartir