¿Será Meade?

Foto Cortesía

Antes del desarrollo de las mesas temáticas previas a la Asamblea Nacional del PRI (22), de la que se desprenderían las reglas para la selección de su próximo candidato a la presidencia de la república, a contender el próximo año, muchos excluían como posible al secretario de hacienda José Antonio Meade Kuribreña, por un “candado” estatutario que impedía la participación de aquel o aquella que no tuviera una militancia en el partido por al menos 10 años.

La presencia de Mead como posible candidato, para muchos se excluía por los estatutos  del partido, otro tanto de analistas y de miembros del partido, advertían la posibilidad de que se modificaran  los estatutos, aunque se apresuraban a advertir que no era ese el motivo de las mesas temáticas y muchos menos la que en sus objetivo estaba abrir el candado de referencia, la desarrollada en Campeche.

El clima político y la huella del PRI de cara a las elecciones, dejan poco margen de maniobra para que el partido tricolor lleve el proceso por los caminos acostumbrados, sobre todo en esta materia, en la que se sabe la definición final recae al final del día en una sola persona, razón entre otras, por la que si la decisión tomada recaía en alguien que por estatutos no puede ejecutar la instrucción, sería meterse en camisa de once varas, por lo que mientras son peras o manzanas, era necesario protegerse.

Es cierto como aclaró conocido político, que la revisión no se condicionó con dedicatoria a un personaje en particular; aunque se insista que no es un traje a la medida para el secretario de hacienda, más aún, aunque no quiera que le digan pato.

Un conocido dinosaurio de la política nacional, también ha hablado de un gobierno de coalición para lo cual era importante que el candidato a la presidencia no tuviera candados para postularse, como muestra de buena voluntad que no se agotara sólo con el reparto de algunas posiciones menores.

Tampoco debe exacerbarse el cambio estatutario hasta convertirlo en un hecho consumado, abre, es cierto, un horizonte con objetivo identificado, sin embargo, en política todo puede pasar y mucho de lo que pasa antes de que se consumen decisiones no siempre lo que parece es.

Será el próximo sábado 12 de agosto que se consolide lo que parece será, aunque ya no en el camino, sino en el pleno de la asamblea, se resuelva o no a favor o en contra de abrir o no ciertos candados.

A manera de una probadita de quien no quiere le llamen pato, sus cartas credenciales son: en materia académica Universidad de Yale,  New Haven, Connecticut; Doctorado en Economía, 1997. Áreas de Especialización: Finanzas Públicas y Economía Internacional. Universidad Nacional Autónoma de México, Licenciatura en Derecho, 1995. Instituto Tecnológico Autónomo de México, Licenciatura en Economía, 1993.

En la administración Pública: Actualmente titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Agosto 2015 a Septiembre de 2016, titular de la Secretaría de Desarrollo Social. Diciembre 2012  agosto de  2015, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Septiembre 2011 a Noviembre 2012, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. De enero 2011 a Septiembre 2011, titular de la Secretaría  de Energía.
Septiembre 2010 a Enero 2011, subsecretario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Enero 2008 a Agosto 2010, subsecretario de ingresos en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Meteórica carrera sin definirse por partido político alguno, hasta el momento. ¿será el candidato?, falta brincar o abrir muchos candados, lo cierto es que difícilmente se olvidará de la 22 Asamblea Nacional del PRI.

Comienza ya a conocerse a los competidores en la carrera presidencial, compartiremos sus perfiles conforme se vayan dando hitos que insinúen conformarse como candidatos y/o precandidatos; por lo pronto ¿será Meade?

Compartir