Revelan hallazgo arqueológico del Templo de Ehécatl y el juego de Pelota

Estos hallazgos se suman a los grandes descubrimientos desde hace casi 40 años

Se trata de unna estructura rectangular de 34 a 36 metros de longitud

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (Rasainforma.com).- A espaladas de la Catedral Metropolitana fueron descubierto los restos del principal Templo de Ehécatl (dios mexica del viento), así como de una esquina del Juego de Pelota de la antigua Tenochtitlan.

En conferencia de prensa se informó que tras siete años de trabajos constantes se logró dicho hallazgo.

Dios mexica Ehécatl

El anuncio fue hecho por Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia de la república, la secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda; Diego Prieto, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH); el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, y Raúl Barrera, coordinador del Programa de Arqueología Urbana (PAU).

García Cepeda expresó que estos hallazgos se suman a los grandes descubrimientos que desde hace casi 40 años, tras el hallazgo del monolito de Coyolxauhqui, han aproximado a la sociedad mexicana actual “al esplendor de la ciudad prehispánica de Tenochtitlan”.

Por su parte el antropólogo Diego Prieto Hernández, recalcó que los descubrimientos de ambos edificios mexicas que constituyen secciones del Templo de Ehécatl y del Juego de Pelota, no son fruto de un hecho fortuito, sino resultado de un proyecto constituido 25 años atrás: el Programa de Arqueología Urbana (PAU), el cual recupera los vestigios de lo que fue el Recinto Ceremonial de México-Tenochtitlan, y que yacen bajo el subsuelo de siete cuadras del Centro Histórico de la capital del país.

En ese sentido, el profesor Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH y fundador del Proyecto Templo Mayor y del PAU, explicó que el Templo de Ehécatl, divinidad que con sus vientos benignos barría los cielos y atraía la lluvia, se localizaba frente al adoratorio de Tláloc, deidad fecunda que residía en el Templo Mayor junto al dios guerrero Huitzilopochtli; y aseguró que los hallazgos que se han realizado, permiten un rostro más amplio de la cultura mexica.

El equipo del Programa de Arqueología Urbana identificó una estructura rectangular de 34 a 36 metros de longitud que en su parte posterior tiene adosados dos cuerpos circulares, el mayor con 18 metros de diámetro aproximadamente, y que se encuentran separados por un andador de 1.10 metros.

Durante las labores en el predio Guatemala 16 el PAU descubrió también una plataforma de 9 metros de ancho limitada por el cabezal poniente de la Cancha del Juego de Pelota. En este espacio, que estaba alineado al adoratorio de Huitzilopochtli, se detectaron los restos de una escalinata por donde debieron ingresar los combatientes a la cancha ritual.