Priistas que buscan candidatura presidencial deberán dejar sus cargos públicos

Peña Nieto puede participar en la asamblea priísta, pero no decidir sobre las candidaturas

La exdirigente nacional del PRI, Ivonne Ortega Pacheco, quien se reunió con los integrantes de la agrupación Alianza Generacional (Foto: @IvonneOP)

Por: Alberto Valderrábano

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Todos los priistas que busquen competir por la candidatura del tricolor a la Presidencia de la República lo deben hacer de manera abierta, y si ocupan algún cargo público, tienen que renunciar para que no haya uso de recursos públicos para apoyar aspiraciones electorales.

Esto lo manifestó la exdirigente nacional del PRI, Ivonne Ortega Pacheco, quien se reunió con los integrantes de la agrupación Alianza Generacional, que reclaman la democratización del partido, ante quiene dijo que se deben evitar las decisiones de una persona o de una cúpula, como sucede en Morena, y quienes tienen aspiraciones, deben actuar abiertamente.

Los aproximadamente 250 priistas provenientes de todo el país, quienes también serán delegados en la XXII Asamblea Nacional, expresaron su rechazo a los “tapados” a las candidaturas que se disputarán de cara a los comicios del año próximo.

La exgobernadora de Yucatán recordó que en su caso incluso solicitó licencia a la diputación federal, para que no existan sospechas de financiamiento público en sus aspiraciones rumbo a 2018.

Ortega Pacheco reiteró que debe haber apertura en el Revolucionario Institucional para escuchar a las bases, para lo cual demandan que los candidatos sean electos en función de lo que decidan los militantes, aladvertir que el principal riesgo que tiene el PRI es entregarle el país a Morena, por lo que reiteró que es urgente hacer rentable electoralmente al tricolor..

Subrayó que el presidente Enrique Peña Nieto tiene todo el derecho a participar en la Asamblea Nacional, pero puntualizó que la decisión sobre el candidato presidencial no debe recaer en la figura del primer priista del país ni en un grupo de personas, sino que para reposicionar al partido se debe consultar a los militantes y a la población en general.