“Okja” provoca polémica y lágrimas en el Festival de Cannes

La cinta de Netflix narra la historia de Mija, que debe rescatar a su mejor amigo, un animal llamado “Okja” quien fue secuestrado por una compañía multinacional

Netflix estrenará este 28 de junio la cinta en su plataforma (Foto: Captura de video)

Por: Alina Espinoza

Francia (Rasainforma.com).- El estreno mundial de una película de la plataforma digital estadounidense Netflix, generó polémica y abucheos en la tercera jornada del festival de Cannes, pero también lágrimas y emociones por su buena acogida.

Un error técnico de adaptación de la pantalla a la proyección del filme, producido por la firma estadounidense, provocó abucheos y críticas de los periodistas y críticos hasta el punto de que la función tuvo que ser suspendida y reiniciada minutos después.

Parte de la prensa llegó a especular la posibilidad de que el incidente fuera un sabotaje contra Netflix por parte de los proyeccionistas o alguna “mano negra”.

Ante los rumores, la dirección del festival emitió un comunicado donde exhortó que “este incidente fue debido únicamente a los servicios técnicos del festival” y pidió disculpas en forma oficial.

La polémica por la película que protagoniza Tilda Swinton y Jake Gyllenhaal, comenzó hace semana por su participación en la competencia por la Palma de Oro, ya que Netflix no la exhibirá en salas de cine por lo que va en contra de las reglas del certamen.

El festival de Cannes tuvo que cambiar sus estatutos de esta edición para que el filme pudiera competir porque no se exhibirá en las salas de cine francesas, sino solamente podrá ser visto por los abonados a Netflix.

Al inicio del evento, el miércoles, el presidente del jurado de la Palma de Oro, el cineasta español Pedro Almodóvar incrementó más la polémica al afirmar que le resultaría paradójico que una película que no sea exhibida en salas de cine gane el principal trofeo del festival más prestigiado del mundo.

Tras la polémica, la película provocó emociones y lágrimas, además que fue aplaudida en su estreno de prensa en el festival de cine de Cannes, donde fue muy bien recibida por la crítica y periodistas en general pese a la controversia y el error de proyección.