Niña “encuentra” a la princesa de su libro favorito

La pequeña, de dos años de edad, quedó asombrada al ver a Shandace Robertson vestida de novia, quien se le figuró como La mujer de blanco, portada de una novela que llevaba en ese momento

Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- La historia comenzó en febrero anterior. Día de la boda de Shandace y Scott Robertson, en Seattle, Washington, y la aparición de una niña de dos años de edad con un libro entre sus manos, que vio a una princesa en la vida real.

La pareja realizaba una sesión de fotos en el barrio de Ballard. El destino quiso que pasara por el lugar la pequeña, acompañada de su madre Kelsey Edwards. Asombró en su mirar al ver a quien consideró a la mujer de la portada de “su” libro, también vestida de blanco, aunque de distinta tonalidad de piel.

En la novela, que la menor llevaba en sus manos, La mujer de blanco, de Wilkie Collins, aparece una dama con el vestido blanco y largo, a quien ella considera una princesa. Al ver a Shandace con ropa similar, la detectó como esa figura especial, no la dejó de observar y eso atrajo el encuentro entre ambas.

Fue cuando la niña enseñó a la novia la portada de su libro. Emocionada, le regaló una de las rosas de su ramo y pidió permiso a la mamá para tomarse fotografías con ella, a lo cual accedió. Las imágenes corrieron a cargo de la fotógrafa de bodas Stephanie Cristalli.

Tanto la chica de 29 años, como la infante de dos, lucieron sonrientes, sobre todo la pequeña, aún con cierto asombro al descubrir a la “princesa de Ballard”.

Dicha novela, escrita en el siglo XIX por el autor británico, no es apta para el público infantil. A la niña le gustó la presentación de la portada y durante esa semana se convirtió su favorita, explicó su madre a Buzzfeed News.

La llevaba consigo a todas partes, encantada por la “princesa”, y a veces hacía como si leyera, agregó.

“Después de las fotos, ella estaba muy excitada, y hablamos mucho sobre la ‘princesa de Ballard’ esa semana”, dijo Kelsey Edwards al Seattle Times. También trajo la rosa que le dio Shandace durante varias horas, señaló.

Y los meses pasaron; llegó junio. Scott y Shandace recordaron lo acontecido el día de su matrimonio. Decidieron publicar la historia en la plataforma de Imgur, con la idea de localizar a la pequeña y su madre, a fin de compartir las fotografías. Un día después, lo lograron, por medio de uno de los maestros de la pequeña en la guardería.

Un cuatrimestre después, la niña aún cree que conoció a la “princesa de Ballard”, refirió su progenitora a Buzzfeed News.

“Creo que la gente está conectando con su niño interior al ver estas fotos y se contagian de la felicidad que expresa la niña”, manifestó a su vez Shandace Robertson a la web Scary Mommy.

Compartir