Muere Yoshio Oke, la mujer que notificó el bombazo atómico en Hiroshima

La japonesa Yoshio Oke, quien a sus 14 años avisó al mundo que un nuevo tipo de bomba había usado en el marco de la Segunda Guerra Mundial

Oke fue testigo del horror (Foto: latercera.com)

Por: Alina Espinoza

Japón (Rasainforma.com).- La primera persona en avisar al mundo de un nuevo tipo de bomba había usado durante la Segunda Guerra Mundial, la japonesa Yoshio Oke, murió el pasado viernes 19 de un linfoma maligno en la occidental Hiroshima, anunció su familia.

“La ciudad de Hiroshima está casi aniquilada. Hemos sido impactados por un nuevo tipo de bomba”, dijo entonces Oke, que servía como vigía y desde un teléfono que encontró en condiciones de uso, dio la alerta.

Oke trabajaba en un centro de operaciones del Ejército Imperial en Hiroshima.

De acuerdo con la narración que hizo la revista estadounidense National Geographic en 2016, ella debió de haber abandonado su puesto al momento del ataque.

Pero la compañera que la sustituiría había sido castigada por no poner atención en un ejercicio matutino, por lo que siguió en su puesto.

A las 08:12 horas del 6 de agosto de 1945, la estación de Oke ubicó al bombardeo Boeing B-29 Enola Gay sobre Hiroshima.

Mientras recibía la autorización para dar la alerta, un estallido ocurrido a las 08:15 horas, la dejó aturdida.

Oke estaba protegida por dos muros de concreto reforzado que fueron inútiles para resguardarla.

Tras recuperarse, vio un soldado herido a quien preguntó qué había pasado. Fue ese quien le dijo que un nuevo tipo de bomba los había impactado. Como pudo, la joven regresó a su destruido puesto, encontró un teléfono en operación y dio el primer reporte de lo que había sucedido.

Yoshio Oke fue entrevistada por la revista estadounidense con motivo de la visita hace un año del entonces presidente Barack Obama a Hiroshima, quien causó desilusión entre los nipones por no expresar disculpas por el ataque atómico a Hiroshima y luego a Nagasaki.

Estos ataques dejaron alrededor de 146 mil muertos, resultado de la “difícil decisión” que en ese entonces tomó el presidente Harry Truman, dijo Obama en su visita a Japón.

Oke fue una de las “hibakusha” (sobrevivientes) de los ataques y llegó hasta los 84 años de edad.