Morir de amor no es sólo una canción, es una realidad

Terminar con tu novio, perder al amor de tu vida, recibir una mala noticia, la muerte de algún ser querido, pueden ocasionar el debilitamiento del músculo que bombea la sangre, llamado miocardio

Dicho padecimiento podría suceder sobre todo en mujeres después de la menopausia (Foto: @culturacolectiva)

Por: Luciana Morillón

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Luego de terminar una relación todos hemos dicho, nadie muere de amor, sin embargo es un mentira, y es que es un problema que se estudia desde hace años luego de que los médicos comenzaron a asociar la muerte de algunas personas con una fuerte carga emocional que padecían.

De acuerdo a una publicación de Okchicas, los niveles de estrés aumentan sobremanera cuando has sufrido algún contratiempo en tus relaciones.

Terminar con tu novio, perder al amor de tu vida, recibir una mala noticia, la muerte de algún ser querido, pueden ocasionar el debilitamiento del músculo que bombea la sangre, llamado miocardio. A lo que se le conoce como “síndrome del corazón roto” o, científicamente, “miocardiopatía de Takotsubo”, porque el primer caso estudiado y descrito fue en Japón.

El Takotsubo es un recipiente de forma cónica que se utiliza para atrapar pulpos, entonces al sufrir el mal de amor, el ventrículo izquierdo del corazón adquiere una forma parecida.

Según los expertos los síntomas de dicho síndrome, son muy parecidos a los de un infarto y por ello puede llegar a confundirse y son: dolor de pecho, dificultad para respirar, dolor de brazo y sudoración, la diferencia es que no hay obstrucción de las arterias coronarias.

Los mismos estudios han comprobado que morir de amor podría llegar a pasar con más índice en mujeres sobre todo después de la menopausia. Y es un padecimiento poco conocido, pero más más frecuente de lo que se creé.

El tiempo lo cura todo, y ciertamente, al paso de algunas semanas, la mayoría de las personas que sufren este síndrome se recuperan totalmente. Lo que ocurre es que se liberan repentinamente grandes dosis de catecolaminas, unas sustancias similares a la adrenalina que, en dosis muy altas, tienen un efecto tóxico sobre el corazón.

Sólo un 2% de los casos que presentan un ataque al corazón, es realmente por amor. Además que quienes lo sufren se recuperan de tres a cuatro días. Aunque no suelen presentarse secuelas, uno de cada 10 enfermos tiene recurrencia.

“Un corazón roto es en realidad un evento en el que el corazón deja de funcionar normalmente y es susceptible de anormalidades en el ritmo cardíaco”, dijo doctor Mark Creager, director del Centro Cardiaco y Vascular Dartmouth-Hitchcock, en New Hampshire.

Compartir