Luke tenía líneas rojas, señal de la infección esparciéndose por su cuerpo (Foto: Ilustrativa)

Por: Adoración Araiza 

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Morderse las uñas es cada vez más común para las personas, especialmente para los menores de edad, quienes de esa manera controlan sus miedos y frustraciones.

Para Luke morderse las uñas por poco y le cuesta la vida, el joven de 28 años de edad se mordió a un costado de la uña, y en consecuencia sufrió una fuerte infección con síntomas similares a las de la gripe, pero se trataba de algo mucho más delicado que se extendía por su sangre.

Sin saberlo padecía sepsis, el cuerpo de Luke tenía líneas rojas, señal de la infección esparciéndose por su cuerpo.

Durante la sepsis, el sistema inmune tiene tanta sobrecarga que comienza a atacar al cuerpo, dañando sus propios tejidos y órganos.

Con información de El Debate