México, penúltimo productor mundial de cacao

El cacao y el chocolate son un símbolo de la idiosincrasia mexicana, y se mantienen como un factor inalienable a la cultura desde tiempos prehispánicos

La producción de cacao se concentra principalmente en Tabasco y Chiapas (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Rasainforma.com/Redacción).- El presidente de la Comisión Especial de la Industria del Cacao, el diputado federal Leonardo Rafael Guirao Aguilar por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), señaló que el país es el penúltimo productor de cacao a nivel mundial, con 0.5 por ciento de la producción total, a pesar del potencial cultivable que, de ser materializado, significaría un beneficio social y económico para el sector agroalimentario.

Según un comunicado, ante ello, impulsa un proyecto de decreto para que se declare el 13 de septiembre de cada año como el Día Internacional del Cacao y el Chocolate, a fin de promover acciones a favor de la semilla, dentro de un espacio de interacción entre la iniciativa privada, agricultores y sector público, con el objetivo de salvar e intensificar este cultivo.

El legislador sostuvo que en la actualidad la producción de cacao se concentra principalmente en Tabasco (67 por ciento) y Chiapas (31 por ciento), que en conjunto aportan 98 por ciento de la producción total; el resto se produce en Oaxaca, Guerrero y Veracruz.

El cacao mexicano es reconocido en el ámbito internacional por su calidad y cultivo artesanal, pero ello no ha sido aprovechado por México, a pesar de que este producto se cultiva en la zona delimitada por los trópicos de Cáncer y Capricornio, donde se dan los niveles de calor y humedad necesarios, indicó.

Manifestó que de no impulsarse acciones que fomenten su cultivo y productividad, México estaría perdiendo una ventaja competitiva a futuro en el mercado internacional, ya que de acuerdo con un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2014, se prevé escasez de esta semilla debido a las condiciones climáticas que afectan a los principales productores mundiales.

Comentó que es preocupante la falta de competitividad de México en el ámbito internacional, ya que de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (Conapo) existen alrededor de 80 mil familias mexicanas que sostienen su economía en la producción del cacao, las que desde hace ya varios años se han visto afectadas económicamente por la baja producción de la semilla.

La industria del chocolate en México se ha visto afectada por el aumento del precio en sus materias primas, el tipo de cambio del dólar frente al peso y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), argumentó.

Dijo que el cacao es un tesoro ancestral de México, un patrimonio que ha estado enlazado a las primeras sociedades que habitaron nuestro territorio, no sólo como alimento, sino también como moneda y símbolo religioso.

El cacao y el chocolate son un símbolo de la idiosincrasia mexicana, y se mantienen como un factor inalienable a la cultura desde tiempos prehispánicos y evolucionando de la mano de la sociedad mexicana.

En ese sentido, confirmó que ambos guardan gran importancia en nuestro país en el espectro económico, histórico, cultural, social y gastronómico.