Por: Oscar Mendoza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Durante 2017, México fue uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo al encabezar la lista de países con más periodistas asesinados en el cumplimiento de su profesión, de acuerdo un reporte del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

La organización internacional señala que, hasta el 15 de diciembre pasado, 42 comunicadores murieron este año realizando su trabajo en todo el mundo, solo seis menos de los 48 que hubo en el 2016 y los 72 totales de 2015.

Sin embargo, la cifra de CPJ solo incluye casos de periodistas asesinados en los que se confirmó que su muerte está relacionada a su actividad profesional o además de los periodistas que murieron en conflictos bélicos.

Países más peligrosos para ejercer el periodismo según https://cpj.org/es/

México, la excepción.

“La excepción, México, donde el número de periodistas asesinados por su trabajo alcanzó un nivel histórico”, dijo la organización.

Y es que, según el CPJ “sin contar las zonas de conflicto, México fue el país con la mayor cifra de periodistas muertos“, ya que al menos seis comunicadores fueron asesinados “por su labor informativa”, convirtiendo a México en el tercer país más peligroso para ejercer el periodismo.

“En México docenas de periodistas han sido asesinados desde que el CPJ comenzó a llevar estadísticas sobre casos de periodistas muertos en 1992, pero es difícil determinar el motivo debido a la falta de investigaciones serias y el alto nivel de violencia y corrupción”, lamenta la organización.

12 periodistas, 12 homicidios

Sin embargo, el reporte de la CPJ, que abarca hasta el 15 de diciembre, no incluyó al doceavo periodista asesinado durante 2017. Otra organización encargada de llevar la estadística, además de señalar los riesgos de la profesión en todo el mundo, es Reporteros Sin Fronteras (RSF) que, hasta el 19 de diciembre, contó once homicidios contra comunicadores en México.

El homicidio número doce en la lista de periodistas asesinados en México, que el CPJ y RFS deberán incluir en las estadísticas; y que pone al país al nivel de Siria o Afganistán sin tener un conflicto bélico de carácter público, es el de Gúmaro Pérez, reportero de La Voz del Sur ocurrido el mismo 19 de septiembre en Acayucán, Veracruz. Con el asesinato del reportero, México se convirtió en el país más peligroso a nivel mundial para ejercer el periodismo.

Al igual que el año pasado, México es el país más peligroso de América para ejercer el periodismo https://rsf.org/es/periodistas-asesinados

Tanto el informe del CPJ y las cifras de RSF indican que, en México, los periodistas son asesinados por una “guerra silenciosa” contra su trabajo. Ya sea porque escriben sobre temas de seguridad, narcotráfico o se enfrentan a las fuentes directas sobre delincuencia organizada, desapariciones forzadas, extorsión, y en algunos casos, contra la violencia misma ejercida contra otros periodistas. Los informes de RSF y el CPJ revelan que, en cuanto a estadística, México creció en homicidios contra periodistas en un año en el que el periodismo mundial se volvió una profesión menos peligrosa en relación a años pasados.

La lista

A manera de homenaje póstumo, a continuación, se enlistan los doce homicidios contra periodistas ocurridos durante 2017, y aunque en algunos de sus casos los crímenes fueron cometidos directamente por su labor profesional, la lista de trabajadores de los medios que fueron agredidos, amenazados y continúan bajo peligro, podría crecer el próximo año si la inseguridad, las condiciones políticas y sociales de precariedad siguen y si las autoridades locales, estatales y federales continúan posponiendo una agenda que brinde protección a los periodistas para que en 2018 México ya no sea el país más peligroso del mundo para los periodistas.

  1. Cecilio Pineda Brito. Asesinado el 2 de marzo en Ciudad Altamirano, Guerrero era director del diario La Voz de la Tierra Calientey colaborador del periódico El Universal. Su fuente era policiaca y según el semanario Proceso, unos días antes de ser asesinado el periodista publicó un video en su cuenta personal de Facebook en el que hablaba de la relación del gobierno de Héctor Astudillo Flores con el grupo delictivo “Los Tequileros”, liderado por Raybel Jacobo de Almonte.
    A la fecha no hay acusados ni detenidos por su homicidio.
  2. Ricardo Monlui Cabrera. Asesinado el 19 de marzo en el municipio de Yanga, en Veracruz era director del impreso El Político; y dueño del portal digital com.mx, además presidente de la Asociación de Periodistas y Reporteros Gráficos de Córdoba y la Región y jefe de prensa de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar CNC. Escribía la columna “Crisol” que aparecía en El Sol de Córdoba y El diario de Zalapa, en la que trataba temas cañeros. El CPJ, recordó que Monlui publicaba temas en torno a la industria azucarera y los intereses económicos en la zona han llevado a varios enfrentamientos violentos.
    Hasta la fecha, tampoco no hay acusados por su asesinado.
  3. Miroslava Breach Velducea. Asesinada el 23 de marzo en Chihuahua era corresponsal del diario La Jornada, colaboraba con el periódico El Norte de Chihuahuay fue directora editorial de El Norte de Ciudad Juárez. La BBC dijo que era una “periodista incómoda” porque sus publicaciones continuamente hablaban sobre corrupción política, violación a derechos humanos, agresiones a comunidades indígenas y la narcoguerra.
    Hasta hace pocos días, fueron identificados los presuntos asesinos.
  4. Maximino Rodríguez Palacios. Asesinado el 14 de abril en La Paz, Baja California Sur, llevaba dos años trabajando para un portal de denuncia ciudadana, noticias sobre corrupción, discriminación y abusos llamado Colectivo Pericú. Escribía la sección policial y tenía una columna titulada “Es mi opinión”.
    A la fecha, su homicidio sigue impune.
  5. Filiberto Álvarez Landeros. Asesinado el 29 de abril en el municipio de Tlaquiltenango, Morelos, trabajaba para la estación de radio “La Señal”, en donde fue interceptado después de su programa que comenzaba a las ocho de la noche.
    Hasta la fecha no hay acusados ni sospechosos.
  6. Javier Valdez Cárdenas. Asesinado el 15 de mayo en Culiacán, Sinaloa, era reportero y fundador del semanario local RíoDoceademás de corresponsal del periódico La Joranda. En septiembre del 2016 Valdez publicó el libro Narcoperiodismo, en el que narra historias de periodistas que han sido víctimas de la delincuencia. En una entrevista con La Jornada dijo: “No hablamos solo de narcotráfico, una de nuestras acechanzas más feroces. Hablamos también de cómo nos acecha el gobierno.”
    Su asesinato fue uno de los más sonados en el año, pero hasta la fecha, tampoco hay detenidos.
  7. Jonathan Rodríguez. Asesinado el 15 de mayo en Jalisco, era reportero del diario El Costeño, del municipio de Autlán, Jalisco. El auto en el que viajaba con su madre, Sonia Córdova, directora de información, fue emboscado por cinco sujetos armados. El vehículo recibió 25 impactos de bala. Jonathan Rodríguez falleció en el lugar y su madre sobrevivió. El Costeño había recibido amenazas en días anteriores. El reportero era hijo de Héctor Rodríguez, director del medio informativo. A la fecha, tampoco hay detenidos.
  8. Salvador Adame. Desaparecido el 18 de mayo en Michoacán, era director de Canal 6tv, en Nueva Italia, Michoacán. Su familia y colaboradores denunciaron la desaparición el 19 de mayo. El 26 de junio, la Procuraduría de Michoacánanunció el hallazgo de los restos de Adame en estado de calcinación, en Barranca del Diablo, en el municipio Gabriel Zamora, en Michoacán. El móvil del homicidio, según la propia PGJE, fue un conflicto personal que no estuvo relacionado con su labor.
  9. Luciano Rivera. Asesinado la madrugada del lunes 31 de julio en un bar en Playas de Rosarito, en Baja California, dirigía la revista Dictameny era accionista del canal CNR, donde era conductor de noticieros. Rivera fue asesinado con disparos de arma de fuego.
  10. Cándido Ríos. El primer periodista asesinado bajo la protección del gobierno federal a través del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. Asesinado el 22 de agosto en el municipio Hueyapan de Ocampo, en Veracruz; el periodista entró en 2013 al programa de protección pues se sentía amenazado por el exalcalde de dicho municipio, Gaspar Gómez Jiménez.
  11. Edgar Esqueda. Fotoperiodista que colaboró de forma recurrente de los portales digitales Metrópoli SLP y VoxPópuliSLP. Su desaparición fue reportada por la organización Artículo 19 el 5 de octubre. CPJ dice que el periodista, quien cubría la nota roja local, fue “levantado” en su domicilio, por hombres armados vestidos de policías. El viernes 6 de octubre se dio a conocer que su cuerpo fue encontrado cerca del aeropuerto de San Luis Potosí.
  12. Gumaro Pérez Aguilando. Asesinado frente a su hijo el 19 de diciembre durante un festival navideño en Acayucan, Veracruz. Pérez Aguilando había recibido amenazas de muerte desde 2012. Un comando armado entró a asesinarlo en las instalaciones de la escuela primaria “Aguirre Cinta”. La Fiscalía General de Veracruz dijo que su homicidio podría estar relacionado a sus nexos con el crimen organizado. A la fecha, no hay detenidos ni pruebas sobre la supuesta conexión entre el periodista y grupos criminales.