Marchan en Venezuela por la libertad de expresión

Opositores marcharon este sábado por el respeto a la libertad de expresión, con motivo del décimo aniversario de la salida del aire del canal RCTV

La salida del aire de RCTV dejó a miles de personas sin empleo (Foto: @joseolivaresm)

Venezuela (Rasainforma.com).- Opositores al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela marcharon este sábado por el respeto a la libertad de expresión, con motivo del décimo aniversario de la salida del aire del canal privado Radio Caracas Televisión (RCTV).

La manifestación tuvo como objetivo final una plaza al este de Caracas en la que fueron proyectados documentales sobre el canal, al que en 2007 el gobierno se negó a renovarle su licencia luego de más de 50 años de operaciones.

Al lugar llegaron diputados y dirigentes políticos opositores, que se reencontraron con artistas del medio, muchos de los cuales quedaron sin empleo desde el cierre de RCTV.
Los presentes gritaron consignas a favor del retorno de RCTV, la libertad de expresión y contra la Asamblea Constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro para reformar la Carta Magna.

Los diputados opositores afirmaron que esta es una fecha triste para la libertad de expresión por los 10 años de la salida de RCTV, cuya señal no ha podido regresar a pesar de sentencias emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la manifestación de este sábado estuvo presente el gremio de periodistas, que exigió respeto a los trabajadores de los medios que también han sido víctimas de la represión en las protestas.

RTCV salió del aire el 27 de mayo de 2007, luego que el presidente Hugo Chávez lo calificara como un canal “terrorista”, por lo que el gobierno se negó a renovarle la licencia para operar y le incautó sus equipos de transmisión.

La salida del aire de RCTV dejó a miles de personas sin empleo.

Su frecuencia fue ocupada por el canal Televisora Venezolana Social, financiado por el gobierno.

Las protestas contra el gobierno venezolano, que comenzaron el 4 de abril pasado, han dejado en casi ocho semanas 58 muertos y más de mil heridos.