Makeev hacía videos similares de odio contra ciudadanos rusos

¿Qué opina una rusa que vive en México sobre #LordNaziRuso?

Alena Ivanova se siente indignada ante el desprecio de su compatriota por discriminación hacia los mexicanos (Foto: captura de video)

Por: Alina Espinoza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Alena Ivanova, una joven rusa que vive en México, hizo una opinión sobre la actitud que tuvo su compatriota y que originó una turba en Cancún donde casi lo lincharon.

La joven hace varias revelaciones importantes que debían servir a las autoridades para dar el seguimiento y encontrar la justicia en este caso. Por ejemplo, comenta que Aleksei Makeev tenía la misma actitud que muestra contra los mexicanos, también con sus compatriotas, a quienes insultaba mediante videos que luego subía a las redes sociales.

Después de subir a YouTube un video titulado “¿Qué opina una rusa de #LordNaziRuso?”, afirma que recibió información de la comunidad rusa en Cancún, al ver la violencia con la que actuaba Makeev, lo denunció a las autoridades.

Ivanova es famosa por subir videos de sus vivencias en México, y su video más popular es “Rusas probando dulces mexicanos, videograbado en Chapultepec”.

El extranjero de origen ruso, que estuvo a punto de ser linchado la noche del viernes en Cancún, permanece en el Hospital General en calidad de detenido.

Las autoridades abrieron una indagatoria donde acudieron al lugar cuando iniciaba el conflicto, quienes si bien habrían pedido a la gente a acudir a la Fiscalía a denunciar al extranjero para evitar llegar a esos grados de violencia.

Por otra parte, Armina Wolpert, cónsul honoraria de la Federación Rusa en Cancún, confirmó que el hombre agredido por sus mensajes de violencia y de discriminación es de nacionalidad rusa y que en febrero del presente año venció su permiso para estar en México por lo que su condición es ilegal.

Además indicó que el gobierno ruso solicitó protección para su ciudadano y apoyo para iniciar el procedimiento de deportación un día antes de los hechos, ante la posibilidad de que fuera agredido por los videos de discriminación que circulaban por las redes sociales.