La comunidad de vecinos se moderniza

Las nuevas tecnologías permiten que los vecinos no dependan de las llaves para poder entrar a la finca o incluso a su propia vivienda

Foto: Ilustrativa

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).-La tecnología va a cambiar la forma de vivir y gestionar las comunidades de vecinos. Aunque vamos a tener que seguir participando en las tediosas reuniones, la tecnología puede ayudar a agilizar muchas tareas habituales en las fincas.

Si ya utilizamos dispositivos conectados y apps para realizar todo tipo de gestiones, como pagar facturas, realizar videoconferencias, hacer la compra, comunicarnos con amigos y familiares… ¿por qué no emplear esas mismas tecnologías en el ámbito de la comunidad de propietarios? La realidad es que todas estas innovaciones llegan despacio a este entorno, pero acabarán llegando, dando lugar a una pequeña revolución en la relación entre vecinos, administradores de fincas y proveedores de servicios.

Según la plataforma tucomunidad.com, hay varias tecnologías que muy pronto empezarán a emplearse en las comunidades. Por ejemplo, los pagos online. La utilización de plataformas que permitan pagar y cobrar de manera automática y segura las cuotas de la comunidad se popularizarán entre propietarios y administradores. Es una solución idónea para resolver el problema de los pagos de los propietarios extranjeros, pues evita el abono en metálico.

La gestión de incidencias online también puede ser muy interesante. Comunicarse con el administrador de la finca puede ser en ocasiones una ‘misión imposible’. De hecho, los administradores emplean tres quintas partes de su jornada laboral contestando a llamadas y mensajes de los vecinos que les informan sobre un problema, según indica tucomunidad.com. La notificación de incidencias online es ágil y, además, permite que el resto de vecinos sepan que ya se ha comunicado y que se están tomando las medidas oportunas. Esto beneficia tanto a los propietarios como a los administradores, que pueden destinar su tiempo a la resolución del problema o a otras tareas. Incluso se puede dar acceso a la plataforma a los proveedores de servicios –fontaneros, ascensoristas, electricistas, jardineros, limpieza…-, de forma que reciban una alerta de avería al instante, agilizando la reparación.

Otra modernización puede venir de la implantación de sistemas inteligentes de control de acceso. Las nuevas tecnologías permiten que los vecinos no dependan de las llaves para poder entrar a la finca o incluso a su propia vivienda, recurriendo a sistemas como escáneres de huellas dactilares o de retina o mediante tecnología NFC, por ejemplo. Se acabaría el problema de olvidarse las llaves en casa y tener que pagar un dineral al cerrajero de urgencias.

El Internet de las Cosas también contribuirá al mantenimiento. Tucomunidad.com explica que la sensorización de los edificios permitirá el envío de datos acerca de la calidad de aire, humedad relativa, etc. E incluso aventura que será habitual que el técnico que venga a diagnosticar y arreglar una avería utilice unas smartglasses con realidad aumentada.

En comunidades más grandes, el uso de drones y otros vehículos no tripulados pueden desarrollar tareas de vigilancia y mantenimiento. Podrían realizar labores de vigilancia 24/7, así como tomar fotos de averías que surjan en la fachada o en los tejados, detectar fugas térmicas o de fluidos, etc.

Otro aspecto interesante es la gestión online de la reserva de espacios comunes. Muchas fincas disponen de locales multiuso para el uso de los vecinos, pistas de pádel, etc. Una plataforma en internet puede ayudar a agilizar las gestiones, ofreciendo información acerca de las horas libres y permitiendo la reserva anticipada.

Por último, aunque las reuniones de vecinos perduren, la tecnología puede cambiar la manera de llevarse a cabo. En un futuro no tiene por qué ser imprescindible tener presencia física, manteniéndose juntas en streaming, incluyendo sistemas de voto online para la toma decisiones.

 

Con información de: Silicon

 

 

Compartir