Israel fue quién entregó información secreta a Donald Trump

Según “The New York Times” y “The Washington Post”, la divulgación confidencial sobre el Estado Islámico puso en riesgo a informantes de Estados Unidos

Donald Trump recibió al canciller de Rusia Serguéi Lavrov el miércoles de la semana pasada (Foto: @SovietSergey)

Por: Alina Espinoza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- La información secreta que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump compartió con el gobierno de Rusia la semana pasada fue aportado por Israel, informó hoy el diario The New York Times.

El periódico basó su información en datos aportados por funcionarios y exfuncionarios conocedores de la forma en la que Estados Unidos obtiene ese tipo de informes.

El pasado miércoles, Trump se reunió en la Casa Blanca con el canciller ruso Serguei Lavrov, y en la entrevista compartió con él información relacionada con la posibilidad de que EI utilice computadoras portátiles para realizar ataques terroristas en los vuelos comerciales.

El mandatario admitió que compartió con Rusia información sobre el terrorismo islámico, pero aseguró que tiene “el derecho absoluto” a hacerlo sin que se haya informado oficialmente de donde procedía dicha información.

Según el Times, la posibilidad de que EU haya compartido esta información tan delicada con Rusia puede llegar a perjudicar la relación que existe entre Washington y Jerusalén.

El diario recordó que Irán, es uno de los principales enemigos de Israel, y uno de los aliados más estrechos de Rusia en Medio Oriente.

El embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, no confirmó que su país haya sido el que entregó la información que compartió Trump al canciller ruso, aunque destacó la colaboración que tienen Washington e Israel.

“Nuestro país confía plenamente en nuestra relación con Estados Unidos para compartir información de inteligencia y espera que esa relación profundice en los próximos años”, agregó el diplomático.

Israel le había pedido a Estados Unidos que fuera cuidadoso con los datos de inteligencia a la que tiene acceso Trump.

Según McMaster, Trump no hizo nada “inapropiado” ni puso en riesgo la seguridad nacional, aunque no quiso confirmar ni desmentir si la información era secreta.