Inflación de 4.55% en abril, su cuarto mes consecutivo a la baja: INEGI

Tarifas de electricidad y gas LP así como los precios del huevo, limón, plátano y cerveza registraron disminución

Foto: Ilustrativa

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).- Después de 16 meses con la inflación arriba de 5%, en abril se ubicó en 4.55%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con este registro, hiló cuatro meses a la baja, ahora favorecida por la menor presión de las tarifas de electricidad, del gas LP, huevo, limón, plátanos y cerveza, todos con precios a la baja en el mes.

En el detalle de la información divulgada por el Inegi, se observa que la variación mensual de los precios generales en abril registró una baja de 0.34%, la primera en 12 meses, y con ello regresó a la tendencia observada cada mes de abril desde el 2014, que es de datos negativos.

Analistas como Alfredo Coutiño, director de Moody’s Analytics para América Latina, consignan que todavía hay espacio para esperar una nueva corrección a la baja en mayo, aunque se mantendrá por encima de 4% en lo que resta del año, presionada por el tipo de cambio y su impacto en la fijación de precios.

Aparte, Marcos Casarin, economista en jefe para América Latina de Oxford Economics, matiza que habrá que esperar el comportamiento del tipo de cambio en los meses por venir y su impacto en la fijación de precios, pero la tendencia podría mantenerse debajo de 5 por ciento.

De acuerdo con expertos de Banorte-Ixe, estas noticias de inflación son favorables y mitigan parcialmente la expectativa de un Banco de México más hawkish por la actual dinámica del tipo de cambio y gasolinas.

Subyacente sigue desacelerando

El indicador subyacente de la inflación completa en este abril un quinto mes consecutivo a la baja, al ubicarse en 3.72 por ciento.

Esta tendencia es leída por Andrés Abadía, analista de Pantheon Macroeconomics, como una importante señal de que los precios subyacentes, de bienes y servicios continuarán desacelerándose.

De acuerdo con el banco central, esta medición “capta el impacto de la depreciación del peso frente al dólar, específicamente en el rubro de mercancías, e incorpora los precios no volátiles como alimentos procesados, bebidas y tabaco”.

Al hacer un acercamiento a la tendencia de la inflación de mercancías, se observa una variación de 4.35%, que es el quinto registro consecutivo en desaceleración.

Por tratarse del dato mensual, el Inegi presenta la información del Índice Nacional de Precios al Productor (INPP) excluyendo energéticos, que este mes mostró un segundo repunte consecutivo al alza  para ubicarse en 4 por ciento.

Académicos como el director de Economía en el think tank veracruzano Saver, Luis Pérez Lezama, explican que para tener un panorama más certero sobre la tendencia de la inflación, se debe tomar en cuenta información como la no subyacente, subyacente y el INPP.

Precios administrados y tarifas mesuran incremento

Los precios administrados y tarifas se mantienen como un factor de presión al alza en la medición general, sólo que este mes mesuraron su tendencia al alza.

En el detalle de la información del Inegi se identifica que el precio del gas LP es el que mantiene el acelerador entre los que integran el subgrupo de energéticos, al registrar un alza anual de 10.22 por ciento.

Mientras la gasolina de bajo octanaje, Magna, se inscribió un incremento anual del precio de 12.46 por ciento.

Al mantener el detalle sobre las tarifas administradas por el gobierno, se observa que persiste presión al alza.

Las tarifas autorizadas por el gobierno registraron en abril una variación anual de 6.36%; entre ellas, los precios del colectivo son los que presentan la mayor variación anual, de 10.07 por ciento.

Le siguen la expedición de documentos del sector público, con un alza anual de 6.80%, así como cuotas de autopistas, que incrementaron su precio en 5.50% anual.

Con información de El Economista