INAH descubre el “Zócalo original” de la Ciudad de México

Al norte del asta bandera se registró una plataforma circular que corresponde al zócalo del Monumento a la Independencia, proyectado en 1843 y que nunca se erigió

Los expertos informaron que este espacio estaba delimitado por una banqueta circular de 28 centímetros de altura (Foto: INAH)

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).- Un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hallaron una plataforma de hace 174 años, lo que sería la base de un Monumento a la Independencia y que le dio su nombre al Zócalo, reveló la institución en un comunicado.

“Hace 174 años, una plataforma circular (de 8 metros de diámetro y 28 centímetros de altura) terminó siendo —en el imaginario colectivo y el habla popular— el apelativo de la entonces Plaza Principal de la Ciudad de México”, dijo el Instituto.

El equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) del INAH comprobó lo que varias fuentes habían citado: El monumento, proyectado por Antonio López de Santa Anna para conmemorar la Independencia en 1843, terminó siendo víctima del México convulso.

El espacio estaba delimitado por una banqueta circular que serviría para instalar una balaustrada y es posible que contara con accesos hacia los cuatro puntos cardinales.

“La plataforma está construida con un núcleo de mampostería y paramento de bloques de basalto de diferentes dimensiones; el piso del patio consta de lajas, mientras que la banqueta está conformada por grandes bloques de basalto, riolita y andesita”, apuntó el arqueólogo Alejandro Meraz.

La idea de Santa Anna era erigir un Monumento a la Independencia al centro de la explanada, y convocó a un concurso con la Academia de San Carlos, en el que ganó el arquitecto Enrique Griffon, pero Santa Anna designó la realización de la obra a Lorenzo de la Hidalga.

La realización del proyecto no pudo cuajar debido a las deudas externas del Gobierno.

El basamento había sido localizado en 1983, con los trabajos de la Línea 8 del Metro que cruzaba la Plaza de la Constitución, pero no pudo ser explorado, debido a la suspensión de las labores que se obtuvo por la movilización ciudadana y el INAH.

De acuerdo con el comunicado del INAH, los arqueólogos de la DSA se sienten orgullosos de escribir un nuevo capítulo en la historia con el hallazgo del verdadero “Zócalo”.