“Hombre al agua”, desangelada comedia México-estadounidense

Pese a que Anna Faris es destacada en el género de la comida, hace poca química con Derbez

Aunque esta premisa fue efectiva hace 30 años, ahora es muy cuestionable (Foto: RED 113)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/RED 113).- Eugenio Derbez se ha convertido en los últimos años en una de la figuras latinas más importantes en Estados Unidos tras el estreno de “No se aceptan devoluciones”, cinta que todavía ostenta el récord de ser la película mexicana más taquillera vista en nuestro país y ahora regresa con “Hombre al agua”, una producción de talla hollywoodense que se queda en el camino de ser una comedia memorable y cae en los clichés del género.

En primer punto, la historia es un remake de la cinta de los años ochenta “Overboard”, protagonizada por Goldie Hawn y Kurt Russell, que relata la historia de una millonaria caprichosa y un carpintero que lucha tratando de seguir adelante con sus cuatro hijos, ambos personajes tienen un roce y un accidente que tiene la millonaria hace que el carpintero busque revancha y le haga creer que es su esposa y madre de sus hijos.

La cinta en su tiempo fue un éxito y catapultó la carrera de los protagonistas y ahora
Eugenio Derbez interpreta a Leonardo, el despiadado millonario y Ana Faris (conocida por
ser la protagonista de la saga de parodias de películas de terror “Scary Movie”) es Kate, una mujer que se gana la vida limpiando alfombras y también un accidente que sufre el
millonario hace que ella lo confunda y lo haga creer que es su esposo.

Aunque esta premisa fue efectiva hace 30 años, ahora es muy cuestionable en cuanto a cómo el guión deja enormes vacíos sobre como Kate se aprovecha de la amnesia de Leonardo y como interactúa con sus hijas.

Aunque por momentos hay algunos chistes y situaciones que pueden ser divertidos o efectivos con el público, algunos personajes como los que interpreta un grupo de obreros
integrados por Omar Chaparro, Adrián Uribe y Jesús Ochoa parecen forzados, así como las actuaciones de Marian Treviño y Cecilia Suárez, quien interpreta a la villana de la historia y hermana del protagonista.