Gas y petróleo presentes en el conflicto diplomático entre Qatar y Arabia Saudita

Qatar es el primer exportador de gas a nivel mundial, con 80 millones de toneladas y produce 600 mil barriles de petróleo diariamente

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El pasado 5 de junio Arabia Saudita junto con Emiratos Árabes Unidos, Egipto y otros países rompieron relación con Qatar, dicho escenario repercute tanto a nivel regional como internacional, porque se trata de productores de gas y petróleo, dijo Eduardo Roldán, quien cuenta con una amplia trayectoria diplomática.

Qatar es el primer exportador de gas a nivel mundial, con 80 millones de toneladas y produce 600 mil barriles de petróleo diariamente. De ahí la importancia de este país, destacó el exembajador de México en Argelia.

Este país, es muy pequeño, tiene 2.5 millones de habitantes, pero curiosamente casi 2 millones de ellos son de origen bengalí e hindú, entre otros, es decir, 500 mil son realmente de origen qatarin, dijo el también profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

La relevancia de esto, es porque tiene que ver con la disputa de liderazgo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) por la producción de petróleo y los precios bajos, porque hay países del interior que desean aumentar la producción y otros reducirla.

Evidentemente, en relación a la oferta y demanda, si tenemos una sobreproducción los precios bajan. Y en este momento ha repercutido en muchos países miembros de la OPEP, algunos de ellos señalan que es importante ya no hacer el juego a ciertas empresas trasnacionales, señaló.

El escenario

El pretexto para este rompimiento es precisamente que Qatar fomenta el terrorismo, parcialmente es cierto, pero también Arabia Saudita lo ha fomentado en lugares como al norte de África, en Túnez y Libia, recalcó el titular de la Catedra Fernando Solana, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

El fondo del problema no es tanto el terrorismo, sino que se trata de una cuestión fundamental que sucede después del viaje de Donald Trump a Arabia Saudita.

Esto tiene un significado muy importante, porque después de esta visita, Estados Unidos vendió más de 100 mil millones de dólares a Arabia Saudita y además habrá más de 280 mil millones de dólares en inversiones que se darán entre ambos países.

Por el contrario, en los últimos tres años Qatar ha invertido 16 mil millones de dólares en Rusia. De esta forma, vemos el interés de las grandes potencias en esta zona geográfica para abastecerse.

Consecuencias

¿Cómo afectará a Qatar este rompimiento? De acuerdo con el experto, las consecuencias serán tanto en el corto y mediano plazo, donde primero habrá un desabastecimiento de los bienes de primera necesidad, debido a que el 40 por ciento de los productos son importados de Arabia Saudita.

En palabras del embajador, el desabastecimiento ya comenzó, porque se cerraron las fronteras tanto aéreas como terrestres, ya sólo queda abierta una pequeña península en el mar.
En consecuencia, los alimentos tardarán más en llegar y la importación va a tener un costo más alto, se generará una inflación, e incluso ya se cerraron los vuelos de Qatar Airways una de las empresas aéreas más importantes del mundo, enfatizó.

Así, este pequeño país queda aislado cuando menos temporalmente, porque todas las rutas de sobrevuelo están prohibidas desde el 5 de junio, añadió.

Como resultado los vuelos aumentarán los precios de consumo, en virtud de que prácticamente 90 por ciento de lo consumido es importado, por tratarse de un país productor de hidrocarburos.

Entonces, añadió el entrevistado, si continúa esta confrontación podría repercutir en las bajas de las bolsas y como resultado otras bajas a nivel mundial.

Otro efecto colateral muy importante será la Copa Mundial 2022 celebrada en Qatar, donde se están invirtiendo más de 200 mil millones de dólares en infraestructura de hoteles y estadios.

Pero como la mayor parte de los productos son de importación, efectivamente aumentarán los costos de los productos y se retrasará la construcción de estos edificios y estadios.

Finalmente vemos como un simple suceso diplomático puede tener repercusiones regionales e internacionales, como es el caso de Estados Unidos, China y Rusia, donde también existe una disputa y resaltan puntos como la seguridad no sólo económica y financiera sino también de carácter político. Este es el mundo convulso donde estamos viviendo, concluyó.

Con información de UNAM Global

Compartir