Francia presentará nuevas medidas de seguridad contra el terrorismo

La propuesta permitirá realizar allanamientos antiterroristas e intensificar la seguridad en eventos masivos

Algunos de los grupos de derechos humanos han solicitado al gobierno francés revocar las medidas ante el temor de la violación a las libertades civiles (Foto: @EmmanuelMacron)

Por: Alina Espinoza

Francia (Rasainforma.com).- El gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron presentó este jueves una serie de medidas de seguridad con el fin de aumentar los poderes policiales en medio de la creciente amenaza terrorista en Europa.

Macron insiste en que las propuestas analizadas por el gabinete no violarían las libertades civiles, pero grupos de derechos humanos temen que Francia entre en un permanente estado de emergencia.

El gobierno desea que el actual estado de emergencia esté activo hasta el 1 de noviembre y que a partir de entonces entren en vigencia las nuevas normas. Actualmente el estado de emergencia expirará el 15 de julio. Sería la sexta vez que se prolonga por los ataques terroristas de París en noviembre de 2015.

La medida surge poco después de que un automóvil lleno de explosivos embistió un convoy policial en los Campos Elíseos de París, el más reciente de varios ataques terroristas menores perpetrados en diferentes partes de Europa.

La propuesta permitirá que las fuerzas de seguridad coloquen bajo arresto domiciliario a quienes presenten “una amenaza particularmente grave”; y que sólo se podrán desplazar un cierto radio por lo que podrán trabajar y convivir con su familia.

Además agregarán la realización de allanamientos antiterroristas, siempre y cuando sean autorizados y supervisados por un juez. Podrán clausurar templos religiosos si se determina que realizan actos violentos y terrorismo y se intensificarán las medidas de seguridad en eventos deportivos y culturales.

“No se trata de un estado de emergencia permanente”, aseguró el ministro del Interior, Gerard Collomb, quien es el encargado de redactar la propuesta. “Siempre tratamos de tomar precauciones para que se respeten las libertades individuales”, añadió.

Algunos de los grupos de derechos humanos han solicitado al gobierno francés revocar las medidas ante el temor de la violación a las libertades civiles.

Por otra parte, ha incrementado las tensiones entre la presidencia francesa y los medios de comunicación por la falta de acceso a eventos oficiales; por lo que los fotógrafos se negaron a tomar fotos a los ministros que llegaban a la reunión en el Palacio de los Elíseos, al día siguiente de una reestructuración del gabinete, protestaron por la negativa del gobierno para conseguir la foto oficial del nuevo equipo ministerial. Finalmente se les otorgó la entrada, pero sin cámaras de video.