Eugenio Derbez, el rey de la taquilla en México

Cómo ser un latin lover, actualmente en cartelera, rebasa los 9 millones de espectadores

Ciudad de México (MiMorelia.com/Redacción).- No es Diego Luna, ni Gael García Bernal, sino Eugenio Derbez, el actor mexicano más taquillero. El comediante protagoniza las dos películas nacionales con mayor número de asistentes e ingresos recaudados en la historia del cine tricolor.

Ambas con actores estadounidenses y de nuestro país; estrenadas primero en la Unión Americana, y co-producidas por el propio Derbez, donde no sólo aquí, sino en la vecina nación se apodera de la taquilla.

En 2013 se estrenó No se aceptan devoluciones, la ópera prima de Eugenio, quien actuó como el padre de Maggie (Loreto Peralta), en una comedia-drama que en cines de Estados Unidos tuvo de dinero más de 44 millones de dólares, la más taquillera en español en ese territorio.

Pero en México le fue mejor. Vendió 15 millones 201 mil 188 boletos y de ingresos 600 millones 377 mil 842 pesos. En las dos categorías rompió récord.

Antes, la cinta nacional más vista databa del 2002. El crimen del Padre Amaro, protagonizada por Gael García y Ana Claudia Talancón, con 5 millones 251 mil espectadores y 162.2 millones de pesos de ventas. Un drama de Luis Carlos Carrera sobre el tema controversial de la actuación de sacerdotes católicos.

Luego ganó la comedia como género predilecto de los mexicanos. Ahora Derbez aún se encuentra con Cómo ser un latin lover en la cartelera. El filme trata de Máximo, interpretado por el histrión que también forma parte de la producción, quien se dedica a seducir a millonarias y a vivir la gran vida.

Cierto día recibe una sopa de su propio chocolate. Su esposa de 80 años lo abandona por otro más joven y de tajo pierde todo. Entonces se ve obligado a buscar refugio con su hermana Sara (Salma Hayek) y el pequeño hijo de ésta, Hugo (Raphael Alejandro).

La relación no es la idónea, por lo que intentará retomar su estilo de vida y conquistar a Celeste (Raquel Welch), una viuda multimillonaria, pero en el intento aprenderá junto a su sobrino, que el dinero no es tan importante como el amor de su familia.

Entre el 5 de mayo y el 1 de junio de este año en México, acumula poco más de 9.7 millones de entradas y arriba de 434 millones 030 mil pesos, que la convierten en la segunda película interna más taquillera en la historia, y continúa en exhibición, aunque quizá no le alcance para superar a No se aceptan devoluciones, pues en la última semana obtuvo 630 mil ciudadanos, en cifras cerradas.

Dejó en tercer sitio a la de Gaz Alazraki, también del 2013, Nosotros los nobles, que fue presenciada por 7 millones 136 mil 955 espectadores y de recursos económicos 340 millones 304 mil 334 pesos.

Luego sigue una exhibida el año pasado. ¿Qué culpa tiene el niño?, con 5 millones 893 mil 885 tickets vendidos e ingresos de poco más de 277.7 millones de pesos. En quinta la citada El crimen del Padre Amaro, y en sexto No manches Frida, igual del 2016, que registró 5 millones 099 mil 744 asistentes y 222.2 millones de pesos recaudados.

Compartir