Estados Unidos actualiza su alerta de viaje y pide no ir a 5 estados de México

Para varios estados pide reconsiderare el viaje

Turistas en Guerrero (Foto: guerrero.gob.mx)

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El gobierno de Estados Unidos actualizó su alerta de viajes a México, esto con el fin de informar a sus ciudadanos en donde existe riesgo por la violencia.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Departamento de Estado, en México “los delitos violentos, como los homicidios, los secuestros, el robo de automóviles y los robos se han extendido”.

En el documento, se pide a los ciudadanos estadounidenses no viajar a los siguientes estados, ubicados en la escala cuatro de inseguridad.

  • Colima
  • Guerrero
  • Michoacán
  • Sinaloa
  • Tamaulipas

En caso de viajar a nuestro país, el gobierno comandado por Donald Trump recomienda a los viajeros usar carreteras con peaje cuando sea posible y evitar conducir de noche. Tener más precaución al visitar bares, discotecas y casinos locales. No mostrar signos de riqueza, como llevar relojes caros o joyas.

También ser extra vigilante cuando visite bancos o cajeros automáticos. Inscribirse en el Programa de Inscripción de Smart Traveler (STEP) para recibir alertas y para que sea más fácil localizarlo en una emergencia. Y estar al pendiente de las redes sociales del Departamento de Estado.

Respecto a los demás estados, hace una anotación especial para Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Guanajuato, Hidalgo, Ciudad de México, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala,Veracruz y Yucatán que los cataloga en el nivel 2 de inseguridad, es decir, lugares donde se debe tener precaución debido al crimen generalizado.

Sin embargo para estados como Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas, a donde pide reconsiderar el viaje, se encuentran en el nivel tres.

Explicó también que el gobierno de Estados Unidos tiene una capacidad limitada para proporcionar servicios de emergencia a los ciudadanos de ese país en muchas áreas de México, ya que los empleados del gobierno tienen prohibido viajar a esas áreas.