Es necesario un enfoque para la atención de la enfermedad renal crónica: Narro Robles

El secretario de Salud participó en el Primer Foro Global de Política Pública en Enfermedad Renal Crónica

En los últimos 25 años, México ha avanzado en la atención de este grave problema de salud (Foto: SSa)

Por: Alina Espinoza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- La atención de la enfermedad renal crónica requiere de planes nacionales con un enfoque integral, para completar la prevención, diagnóstico temprano, tratamientos, desarrollo de investigación y capacitación de los profesionales de la salud, sobre todo crear conciencia y movilización social, afirmó el secretario de Salud, José Narro Robles.

Al participar en el Primer Foro Global de Política Pública en Enfermedad Renal Crónica, realizado durante el Congreso Mundial de Nefrología que se lleva a cabo en el país, el titular de Salud puntualizó que en los últimos 25 años, México ha hecho esfuerzos extraordinarios para atender este problema de salud.

Señaló que una de las alternativas para tratar la enfermedad renal crónica es el trasplante de riñón, el cual se ha incrementado significativamente. Este logro se debe a los cambios en la legislación, organización de recursos, formación de especialistas e importantes campañas de sensibilización para la donación de órganos.

“Si no profundizamos las acciones de prevención de estos padecimientos, de la enfermedad hipertensiva, de la diabetes mellitus, si no tenemos la capacidad de realizar un diagnóstico temprano y aplicar un tratamiento correcto, no podremos resolver este problema de salud”, advirtió.

El doctor Narro Robles informó que la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer son las patologías que más afectan a los mexicanos. De 2000 a 2015 más de un millón 100 mil mexicanos fallecieron a causa de la diabetes.

También se ha registrado un aumento en el número de las defunciones por padecimientos renales. Aunque su origen es multicausal, uno de los factores para desarrollarlas es el sobrepeso y la obesidad, problema que está presente en siete de cada 10 adultos y uno de cada tres niños mexicanos.

En 2015, este padecimiento ocasionó 1.2 millones de muertes por lo que se ubica entre las 12 causas de muerte al año.