El fin del fin de semana

Amigos, un fin de semana, generalmente, tiene como fin, para nosotros como aficionados a los deportes, brindarnos emociones al por mayor, hacernos testigos de historias grandiosas, preservar nuestra pasión para toda la vida. Así que iremos revisando cada fin de semana, no con rigor, pero sí con el entusiasmo de comentar aquello que dejó huella entre tantos de nosotros.

+ Un clásico que se fue de un lado, dos jugadores de talento que parecen resurgir por el bien del club de más arraigo y del propio futbol mexicano.

+ Un polémico personaje cuyo infortunio vuelve a poner en riesgo las esperanzas de la afición más grande de la liga deportiva profesional más exitosa del mundo.

+ El arranque de la definición rumbo al título en el rey de los deportes en nuestro país que incluye lidiar con la madre naturaleza y sorprenderse ante las garras que le cortaron a la más fiera de las fieras.

Es un modo de querer resumir con sólo tres detalles tantos acontecimientos en un fin de semana, pero siempre habrá algunos que se llevan los titulares y nuestra atención y muchas de nuestras emociones.

En el imaginario nacional, al menos entre los aficionados al futbol, América contra Guadalajara siempre da de qué hablar sin importar si uno es seguidor de uno u otro de estos equipos. Tantas veces, en épocas recientes las críticas han llovido porque la calidad del partido deja mucho que desear, sin embargo, el partido del sábado anterior en el Estadio Azteca no tuvo esa queja… al menos del lado rojiblanco.

El 3-0 que las Chivas Rayadas propinaron a las Águilas resultó un partido entretenido por el despliegue del conjunto tapatío con una exhibición que ya le debían desde hace rato a su fiel y muchas veces sufrida afición. La destacada afición de Isaac “Conejito” Brizuela con sus dos goles y una asistencia ha encendido muchas esperanzas, pero no sólo entre los seguidores del “Rebaño Sagrado”, sino también entre quienes vieron en él a un jugador con calibre de selección nacional. Igualmente, el gol que Carlos “El Gullit” Peña marcó para firmar el marcador definitivo es otra buena señal para los que tienen confianza en este talentoso elemento que también puede estar saliendo de una mala racha. Eso sí, muchos americanistas heridos tanto en el ánimo como en el orgullo esperan que esta humillación no sea pasada por alto por su directiva. Habremos de esperar los acontecimientos.

Sobre ese polémico personaje mencionado, no es otro que Tony Romo, el mariscal de campo de los Vaqueros de Dallas, quien resultó con un hueso de la espalda fracturado por compresión en el juego de la semana 3 de la pretemporada contra los Halcones Marinos de Seattle. De inmediato, parece derrumbarse por segundo año consecutivo cualquier aspiración para los aficionados del equipo de la estrella solitaria porque Romo no podrá jugar sino hasta después de que haya transcurrido la primera mitad del calendario regular.

Y eso ya casi se da como un hecho porque, siempre que Tony se ha ausentado por diversas lesiones, los Cowboys se vienen notablemente abajo en su rendimiento, lo cual es algo verdaderamente inconcebible. Hay tal dependencia en Romo que no es explicable que no sólo la ofensiva sino también la defensiva sufra un colapso. Evidentemente, ello redunda en que es un equipo que no está bien dirigido y que no sabe mantener sus líneas unidas. La controversia siempre va a girar en que si Antonio Ramiro Romo es el quarterback que algún día hará ganar un Super Bowl a los Vaqueros o si simplemente es un hombre que acumula muy buenas estadísticas, pero no sabe ganar a la hora buena, como ya ha ocurrido en diversas ocasiones. De cualquier manera, Dallas tiene ahora que buscar a un suplente para el novato Dak Prescott, quien ha tenido muy buena actuación en la pretemporada y que habrá de encargar de tomar los controles.

En la Liga Mexicana de Beisbol, comenzaron las finales de las Zonas Norte y Sur y, de momento, todo pinta para una final entre Monterrey y Puebla. Los Sultanes comenzaron dominando y blanqueando a los Toros de Tijuana 3-0 en el primer juego, pero el segundo se suspendió por lluvia y habrá de reanudarse este lunes.  Los regios ganaban 1-0 apenas en la tercera entrada, así que hay todavía mucho por escribirse en ese duelo.

Y, por los rumbos de la península yucateca, los Pericos se van de regreso a casa con la mitad del camino recorrido, gracias a sus convincentes victorias por 2-1, en 13 entradas, el sábado, y un contundente 4-0, el domingo. De tal modo, los Leones de Yucatán, que terminaron como el equipo con la mejor marca en todo el año en la liga, fallaron en su propia casa y ahora tendrán que ir al Estadio Hermanos Serdán para sacar al menos dos triunfos, seguir con vida y forzar un regreso a Mérida para tratar de llegar a su primera Serie Final en nueve años. Cabe señalar que los bats yucatecos se apagaron totalmente y sólo han anotado una carrera en 22 innings y, considerando que la carrera que marcaron en el primer duelo fue en la segunda, ya ligaron 20 episodios sin timbrar, lo cual aprovecharon los emplumados para fincarse como serios aspirantes a volver a la Serie Final, apenas dos años después de su más reciente aparición. En una semana, estaremos platicando quienes serán los protagonistas de la llamada Serie del Rey.

Compartir