Diócesis de Chilpancingo rechaza vínculo entre crimen organizado y cura asesinado

La diócesis de Chilpancingo-Iguala considera que las declaraciones del fiscal de Guerrero, Javier Olea Peláez carecen de sustento

La Fiscalía había vinculado a los religosos por una fotografía en la que a uno de ellos se le ve armado (Foto: @PorEstoMx)

Chilpancingo, Guerrero (Rasainforma.com/Redacción).- La Diócesis Chilpancingo-Chilapa rechazó que el cura Germaín Muñiz García, asesinado el lunes pasado, hubiera estado vinculado con la delincuencia organizada, como lo afirmó el fiscal General de Guerrero, Javier Olea Peláez.

El vocero de la diócesis, Benito Cuenca Mayo, dijo que las declaraciones de la Fiscalía General de Guerrero (FGEG) son “ambiguas” y consideró que carecen de sustento por lo que exigió que las investigaciones sean objetivas, verídicas y apegadas conforme a derecho y a la verdad de los hechos.

“El párroco Germaín Muñiz García nunca estuvo vinculado a ningún grupo delictivo. Tenía conocimiento, por la naturaleza misma de su trabajo pastoral, de la operación de algunos grupos en esa zona pues al ser un párroco y persona pública tenía que desplazarse por la zona donde estaban asentados esos grupos”, dijo.

Por ello, Cuenca Mayo pidió a la fiscalía guerrerense investigar y dejar de hacer declaraciones basadas en supuestos hechos porque eso daña la reputación del fallecido Germaín Muñiz.

La respuesta de la diócesis tiene lugar luego de que Olea Peláez dijo que una de las causas del homicidio de los sacerdotes Germaín Muñiz era cercano a un grupo delictivo debido a unas fotografías que se difundieron en las redes sociales donde el párroco aparece con armas largas y otra más junto a hombres armados.

El lunes pasado, los sacerdotes Iván Añorve y Germaín Muñiz García fueron asesinados cuando hombres armados atacaron a tiros la camioneta en la que viajaban en la carretera federal Taxco-Iguala.

Ambos curas viajaban con otras cuatro personas que quedaron heridas.

omm