Descruben en Tulum la cueva inundada más grande del mundo

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia descubrieron en Tulum, Quintana Roo, dos sistemas de cavernas subacuáticas conectadas entre sí

El sistema es de agua dulce, tiene una profundidad promedio de 20 kilómetros y hay lugares en los que existen escalinatas, muros y espacios modificados por seres humanos (Foto: granacuiferomaya.com)

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).- Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron en Tulum, Quintana Roo, dos sistemas de cavernas subacuáticas conectadas entre sí, lo que constituye la cueva inundada más grande del mundo.

“Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo”, dijo Guillermo de Anda, investigador del INAH y director del proyecto Gran Acuífero Maya.

El hallazgo se produjo tras 10 meses de trabajo en los sistemas de cuevas sumergidas Sac Actun y Dos Ojos, en Tulum.

El grupo de exploradores subacuáticos descubrió que las cuevas están conectadas y juntas alcanzan los 346 kilómetros de longitud (263 kilómetros de Sac Actun y 83 de Dos Ojos).

El proyecto Gran Acuífero Maya explicó que, se acuerdo a las reglas de la espeleología, si dos sistemas de cuevas se conectan la más grande absorbe a la más pequeña.

“Así pues, el Sistema Sac Actun es considerado ahora el más grande del mundo“, explicó.

La segunda más grande es el Sistema Ox Bel Ha, localizado en el sur de Tulum, con 270 kilómetros.

“Este es un esfuerzo de más 20 años, de recorrer cientos de kilómetros de cuevas sumergidas en Quintana Roo principalmente, de los cuales dediqué 14 años a explorar este monstruoso Sistema Sac Actun”.

El sistema de cavernas sumergidas es de agua dulce, tiene una profundidad promedio de 20 kilómetros (aunque hay partes con dos metros de profundidad) y hay lugares en los que existen escalinatas, muros y espacios modificados por seres humanos. “(…) cuenta con más de un centenar de contextos arqueológicos, entre los que se encuentran evidencia de los primeros pobladores de América, así como de fauna extinta y por supuesto, de la cultura maya“, explicó De Anda.

Los investigadores señalan que la siguiente fase del proyecto es analizar la calidad del agua del Sistema Sac Actun y estudiar su biodiversidad, así como adoptar medidas para su preservación.

Con información de INAH.gob y GranAcuíferoMaya.com