¿Conoces el origen del tradicional Pan de Muerto?

El primer tipo de pan  del que se tiene un registro data del que se usaba en ritos mortuorios y lleva por nombre “papalotlaxcalli” o pan de mariposa

Foto: Nibbles and Feasts

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).- Los días más místicos, fríos, coloridos y que reflejan con mayor fuerza las tradiciones de México han llegado “Día de muertos”. Pese a que en diversos países se celebra esta fecha, México se ha caracterizado por ser uno de los lugares en los que la tradición y el culto a la muerte han trascendido, tanto es así que estos días  cientos de turistas de todo el mundo visitan el país para disfrutar de sus tradiciones y su gastronomía, y el Pan de Muerto, por supuesto no puede faltar.

El Pan de Muerto se ha convertido en uno de los protagonistas más importantes de estos días; se cree que el origen de este tradicional pan tiene lugar en Mesoamérica, en la época prehispánica, cuando la civilización realizaba sacrificios humanos como rituales cotidianos a sus dioses, el cual consistía en sacar el corazón de la  persona entregada  como “ofrenda” las princesas también formaban parte de dichas ofrendas.

Diversas leyendas relatan que mientras el corazón ofrecido seguía latiendo lo metían en una olla con amaranto y el “sacerdote” o encargado del ritual se lo comía para agradecer a las deidades, otros cuentan, que para enterrar a los muertos se hacía un pan de semillas de amaranto que bañaban en la sangre que sobraba de los sacrificios. A la llegada de los españoles con la firme idea de  eliminar este tipo de rituales, se crearon ideas religiosas que cambiaron la representación de los corazones ofrecidos por pan, pintándolos de rojo para simbolizar la sangre derramada y simbolizar con él, el sacrificio de una persona en un “pan de muerto”.

El primer tipo de pan  del que se tiene un registro data del que se usaba en ritos mortuorios y lleva por nombre “papalotlaxcalli” o pan de mariposa, tiempo después se le comenzó a agregar azúcar, diversas formas, colores y sabores; actualmente conocemos una  forma tradicional, la cual representa un cadáver, la bolita de pan superior es un cráneo y las cuatro canillas son los huesos del cuerpo que señalan las direcciones del universo.

En México hay muchísimos tipos de pan de muerto, estados como Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, Michoacán tienen un manera tradicional de hacerlo, sin embargo en México, existen alrededor de 800 representaciones de este pan y se dividen en distintas clases: la primera son los denominados panes antropomorfos (figuras humanas), los mitomorfos (que representan personajes mitológicos), fitomorfos (con forma de flores y hojas) y zoomorfos (animales).