Bella Golden dice estar feliz y orgullosa de poder servir de ejemplo a las niñas de hoy para que aprendan a quererse a sí mismas y estar cómodas con su cuerpo (Foto: Instagram)

Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- De la noche a la mañana, la vida de una joven que trabajaba en Disneyland dio un giro de 180 grados, pues de ser botarga en el parque de diversiones, pasó a ser modelo “plus size”.

Bella Golden pasaba horas interminables, sobre todo en verano, en el calor del traje de peluche para alegrar a los niños y adultos que visitan el parque.

Sin embargo, un día fue contactada por una agencia de modelaje a través de Instagram, que estaba interesada en ella.

Esto sorprendo a Bella, quien en un principio creyó que se trataba de una estafa, ya que su tipo de cuerpo no se asemeja a los cánones “tradicionales” de las supermodelos de revista.

Pero no se trataba de una broma, la agencia de modelaje Wilhelmina le ofreció a la joven, quien es talla 12, un contrato para posar en sus fotografías.

Ahora, Bella Golden dice estar feliz y orgullosa de poder servir de ejemplo a las niñas de la actualidad, y ayudar a que se sientan agusto con su cuerpo y se quieran a sí mismas, al mostrar una imagen más realista sobre la belleza y la sensualidad.

Compartir