Bomberos siguen tratando de sofocar el incendio en Londres

La cifra de víctimas mortales es de 12, mientras que suman a 78 heridos por el siniestro

Aún se desconocen las causas del incendio (Foto: @puchero344)

Por: Alina Espinoza

Londres (Rasainforma.com).- Los bomberos continúan con los trabajos para sofocar los restos humeantes de la torre residencial de 24 plantas en Londres que fue devorada anoche por un incendio en donde fallecieron al menos 12 personas y 78 resultaron heridas, sin embargo aún se desconocen las causas del sinestro.

La Policía teme que la cifra de víctimas aumente a medida que se inspeccione la torre Grenfell, donde se encontraban entre 400 y 600 personas cuando el fuego comenzó a extenderse pasada la medianoche.

Entre los heridos, 18 se encuentran en estado crítico, mientras que las autoridades locales y entidades han habilitado espacios para proveer ropa, alimentos y alojamiento a los afectados por el incendio.

Asociaciones vecinales aseguran que habían advertido que el edificio tenía deficiencias de seguridad, donde fue construida en 1974 y rehabilitada en 2016, mientras el gobierno ha anunciado que inspeccionarán edificios similares para ofrecer garantías a sus residentes donde especifique que cumple con la normativa contra incendios.

Más de 250 bomberos, un centenar de médicos y otros 100 policías se desplazaron en la madrugada al inmueble, y por la mañana la Policía había acordonado la zona ante el temor a que se derrumbara.

Una vez que los ingenieros comprobaron la estructura de la torre, los servicios de emergencia recibieron luz verde para continuar con las labores de extinción del fuego y así entrar a buscar a la gente que quedó atrapada.

La Policía no ha establecido por el momento una cifra exacta de personas desaparecidas que podrían haber fallecido en el incendio, aunque comentó que no esperan hallar a nadie más con vida dentro de la torre.

Durante la noche, los testigos describieron escenas de pánico ante un incendio que los bomberos calificaron como catastrófico en Londres, en cuanto a intensidad, velocidad y expansión del fuego.

Los vecinos narraron cómo vieron luces de teléfonos móviles y linternas en los pisos superiores, donde podría haber quedado atrapadas personas que pedían ayuda, mientras varios adultos lanzaron a niños por las ventanas en un intento de salvarles la vida.

Los bomberos informaron que sólo rescataron 65 personas del interior del edificio, además de aquellas que fueron capaces de salir por sí mismas.

El ayuntamiento del distrito de Kensington y Chelsea, donde se encuentra la torre, señaló que el principal objetivo por el momento es ofrecer apoyo a la operación de rescate.

La empresa de construcción que rehabilitó en 2016 aseguró que la torre cumplía con todos los estándares legales.

Sin embargo, un portavoz de la asociación de residentes de la Torre Grenfell, David Collins comento que los vecinos habían comunicado en varias ocasiones sus temores sobre la seguridad del bloque.