Aprueban reformas en materia de justicia cotidiana laboral

A nivel local los organismos constituidos contarán con funciones conciliatorias y será requisito que pase por estas instancias cualquier acción con el órgano jurisdiccional

la iniciativa transfiere la impartición de justicia laboral al Poder Judicial en el ámbito local y federal

Por: Alberto Valderrábano

Ciudad de México (Rasainforma.com).- En medio de un gran descontento porque el derecho de huelga está en riesgo, las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, de Justicia, de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos Segunda del Senado, aprobaron con el voto en contra del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el proyecto de decreto para reformar los artículos 107 y 123 constitucional, sobre la iniciativa del Ejecutivo en materia de justicia cotidiana laboral.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Burgos, señaló que la iniciativa transfiere la impartición de justicia laboral al Poder Judicial en el ámbito local y federal, en sustitución de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

Consolida la función de conciliación y organiza el esquema en el nivel federal y estatal, crea un organismo federal descentralizado de conciliación con autonomía de gestión y presupuestal, con facultades en el orden nacional para el registro de organizaciones sindicales y de contratos colectivos de trabajo.

A nivel local los organismos constituidos contarán con funciones conciliatorias y será requisito que pase por estas instancias cualquier acción con el órgano jurisdiccional.

Además la iniciativa señala que se busca fortalecer el voto de los trabajadores en la elección de sus dirigentes gremiales, en la resolución de conflictos entre sindicatos y la solicitud de suscripción de contratos colectivos.

El senador priísta, Isaías González Núñez, votó en contra de esta resolución al manifestar que el dictamen modifica la iniciativa enviada por el Ejecutivo, coarta la libertad de los trabajadores y no se apega al Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo.

“Estamos a favor de la iniciativa del Presidente, pero no del texto que fue agregado y de quedarse habrá grandes problemas, se acabará la estabilidad laboral que existe en el país”, advirtió el también dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, (CROC).

A su vez su compañero de bancada el senador por Coahuila, Tereso Medina Ramírez, se pronunció por conservar en esencia los grandes derechos de los trabajadores como la sindicalización, huelga y las utilidades, “necesitamos un sindicalismo responsable con los trabajadores, el empleo y la estabilidad laboral”, señaló.

En tanto la senadora independiente Martha Tagle Martínez, expuso que hay contradicciones en el dictamen, debido a que en una parte se buscan derechos para los trabajadores y por otro lado se anula la huelga por una verificación o emplazamiento previo.

El coordinador de los senadores del (PRD), Luis Miguel Barbosa, dijo que se agregó una “precisión” para que antes de que un sindicato emplace a paro de labores, debe acreditar la mayoría de la representación de los trabajadores, con lo que se atenta al derecho a huelga.

Sin embargo el senador del Partido Acción Nacional (PAN), Javier Lozano, manifestó que la reforma de justicia laboral representa un cambio estructural porque administrativamente las juntas de conciliación dependen del Ejecutivo Federal y serán transferidas al Poder Judicial.