Ante la muerte de Otto Warmbier, crecen tensiones entre EU y Norcorea

Estados Unidos condena la brutalidad del régimen de Corea del Norte

Trump acusó al régimen norcoreano de no tener la "mínima decencia humana" (Foto: WhiteHouse.gov)

Por: Alina Espinoza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- El mandatario Donald Trump calificó este lunes a Corea del Norte como “un régimen brutal” después de la muerte del estudiante estadounidense, Otto Warmbier, quien fue liberado la semana pasada pero en coma.

Momentos después de conocerse la noticia de la muerte del estudiante, Trump criticó a Norcorea. “Sucedieron cosas malas pero al final volvió a casa con sus padres”, comentó el presidente ante un evento en la Casa Blanca.

“Es un régimen brutal”, afirmó. Además envió sus profundas condolencias a la familia del joven fallecido. “No hay nada más trágico para un padre que perder a un hijo en los primeros tiempos de su vida”, escribió el mandatario.

“El destino de Otto profundiza la determinación de mi administración para evitar tragedias como esta, a gente inocente en manos de regímenes que no respetan la vida humana;  y una vez más condenamos la brutalidad de Norcorea al llorar a su última víctima”, señaló.

En el mismo mensaje denunció los malos tratos atroces y bárbaros en los que fue sometido en enero de 2016 por haber intentado robar un afiche de propaganda política.

Al ser presentado ante la prensa extranjera cuatro semanas después de su detención, el joven había declarado, con lágrimas en los ojos, que había cometido un “grave error de su vida”.

Warmbier se encontraba en el país coreano durante un viaje organizado por el Año Nuevo.

La corte suprema de justicia norcoreana lo condenó a 15 años de trabajos forzados, y poco después de su detención y de su juicio en marzo de 2016, el estudiante cayó en coma y los médicos indicaron que “aún se desconocen las causas”.

El equipo médico había desmontado la explicación que sostuvo Norcorea, según la cual el joven padecía de botulismo, sin embargo los médicos estadounidenses no encontraron rastros de esa enfermedad.

La muerte de Otto tiene lugar en un contexto de tensiones entre ambas naciones en relación al programa de armamento nuclear de Pyongyang.

Pyongyang multiplicó las pruebas de misiles desde comienzos de año, desafió a Estados Unidos y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Tres estadounidenses permanecen detenidos en Corea del Norte: dos de ellos profesores de una universidad de Pyongyang y el tercero es un pastor protestante con doble nacionalidad coreana y estadounidense, quien está acusado de espiar a favor de Seúl.