Analizan entregar medalla Belisario Domínguez postmortem a Gonzalo Miguel Rivas

el 12 de diciembre de 2011 Gonzalo Miguel Rivas con un extintor se dirigió a apagar el fuego provocado por normalistas

Se debe esperar la resolución que dictamine la comisión senatorial correspondiente

Por: Alberto Valderrábano

Ciudad de México (Rasainforma.com).- En la Cámara de Senadores se estudia la propuesta realizada por la organización “Change.org” para que la medalla Belisario Domínguez, sea entregada este año postmortem al ingeniero, Gonzalo Miguel Rivas Cámara, quien en diciembre del 2011 y en un acto de heroísmo ofrendó su vida para salvar a cientos de personas de morir por la explosión de una gasolinera en Chilpancingo, Guerrero.

El presidente del senado, Pablo Escudero, apoyó esta propuesta, sin embargo reconoció que se debe esperar la resolución que dictamine la comisión senatorial correspondiente.

Cabe recordar que el 12 de diciembre de 2011 Gonzalo Miguel Rivas Cámara realizaba trabajos en la gasolinera Eva que se ubica sobre la autopista México-Acapulco, cuando se desató un enfrentamiento entre elementos de la policía federal y municipal contra normalistas.

Hubo disparos y dos estudiantes murieron; ante ello algunos de sus compañeros se dirigieron hacía la gasolinera para fabricar bombas molotov, pero como el ingeniero Rivas y trabajadores del lugar se los impidieron, enojados prendieron una bomba de gasolina en servicio.

El aparato quedó envuelto en fuego lo que causó que todos corrieran, a excepción de Gonzalo Rivas, quien con un extintor se dirigió a apagar el fuego, sin embargo sus ropas ya estaban bañadas de gasolina y quedó envuelto en llamas, sin que los policías ni los elementos policiacos lo auxiliaran.

Después de su proeza Rivas Cámara agonizó por tres semanas en el Hospital de Traumatología y Ortopedia de Lomas Verdes, falleciendo el uno de enero del 2012.

El vocero de los normalistas dijo con descaro que el incendio se debió “a la violencia desatada contra ellos por la fuerza y bota policiaca”.

Hay que recordar que una explosión de esa magnitud habría lanzado por los aires la carpeta asfáltica, las casetas de cobro, autobuses llenos de pasajeros y decenas de coches particulares detenidos por el cierre de la caseta, cercana a la gasolinera.

Se compara al ingeniero con Jesús García, el llamado “héroe de Nacozari”, quien salvó a los habitantes de esa población cuando alejó de zonas habitadas a la famosa “Maquina 501” cargada de explosivos que finalmente estalló.