Acusan a Cinépolis de dejar ciegos a más de 50 adultos mayores

En el año 2015 fueron operados de cataratas pero perdieron la vista

Los hechos pasaron en Quintana Roo (Foto: Ilustrativa/fundacioncinepolis.org)

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Más de 50 indígenas mayas de Quintana Roo, todos ellos adultos mayores resultaron afectados tras someterse a cirugías auspiciadas por Fundación Cinépolis y es que a final de cuentas perdieron la vista.

Esto sucedió en el 2015, señaló el presidente de la fundación No Más Negligencias Médicas, Fernando Avilez Tostado quien en conferencia de prensa acusó que el caso tiene dos años en el olvido.

Cabe recordar que la empresa de exhibición Cinépolis, cuenta con el programa Del Amor Nace la Vista que tiene como propósito “devolver la vista a los sectores más vulnerables de la sociedad que padecen seguera por catarata…” según se lee en el portal de Fundación Cinépolis.

Avilez Tostado señaló que Fundación Cinépolis contrató una clínica particular de la entidad llamada Instituto de Salud Visual, la cual no cumplía con los requisitos para realizar cirugías de cataratas ni el quirófano tenía las condiciones salubres adecuadas.

Para diciembre de 2015 la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios instruyó a las autoridades locales que suspendan las actividades de la clínica y brindar atención médica a los afectados, esto luego de constatar las violaciones a la ley de salud estatal.

Fernando Avilez indicó que a dos años de lo sucedido, los afectados han quedado en el olvido, tanto por parte de Cinépolis como de las autoridades quintanarroenses y advirtió las condiciones de los afectados “su salud se ha ido deteriorando progresivamente, incluso con graves afectaciones psicológicas, lo que pone en riesgo sus vidas”.

Cinepolis se deslinda

El dirigente de la organización No Más Negligencias Médicas señaló que la compañía cinematográfica no se ha responsabilizado de esta situación, por el contrario señala que no tiene nada que ver y sólo se limitó a contratar la clínica.

Avilez Tostado reitera que tanto la autoridad estatal de salud como la empresa tienen que supervisar que los espacios donde se da este tipo de servicios sean los óptimos.

Ahora hace un llamado a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para que atiendan y resuelvan las demandas de los afectados. Lamentó también que se haya negado un amparo a estas personas, en el que se solicitaba la atención médica necesaria.

Con información de La Jornada